Lunes, 01 Abril 2019 18:47 hrs
» Centro y Norte

Hombres violentos desatienden órdenes de la autoridad

Pocos son los que toman las terapias psicológicas que les ordenan, y algunos burlan incluso las medidas de restricción; un caso ya derivó en homicidio

Por: Criselda Farías, corresponsal

Monclova, Coah.- Con 35 nuevas agresiones a mujeres, creció a 84 el número de casos  de violencia intrafamiliar atendidos por autoridades en la región Centro de Coahuila, algunos de los cuáles tienen desenlace trágico, como el de la mujer que la semana anterior fue asesinada por su pareja pese a una orden de restricción para no acercarse a ella, reconoció Deyanira Nájera Muñoz, coordinadora del Centro de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres.

La funcionaria señaló además que al no ser una obligación legal, la mayoría de los hombres acusados de violencia contra sus parejas no toman las terapias psicológicas ordenadas por el Ministerio Público.

En el caso específico de la mujer asesinada la semana anterior en la colonia Colinas de Santiago, Nájera Muñoz señala que ella en principio había denunciado a su pareja, pero se desistió, sin embargo el caso se siguió de oficio y se dictó una orden de restricción, que no fue observada. La vigilancia correspondía a Seguridad Pública Municipal a través de la Policía Rosa.

Explicó la entrevistada que dentro de los servicios por violencia a la mujer, generalmente en la mayoría de los casos, el Ministerio Público dicta un oficio para que el agresor acuda a los centros de Atención e Integración Familiar (CAIF) o al Centro de Atención a Víctimas de la Fiscalía del Estado, a terapias o talleres sobre el tema.

Sin embargo, afirmó Nájera Muñoz, 4 a 5 acuden y de ésos, pocos terminan las terapias.

"El Código Nacional contempla esa facultad que sea el Ministerio Público que, al momento de que tenga conocimiento de los hechos, pueda dictar la medida de protección, hay unas medidas que sí necesitan de la ratificación de un Juez, no todas, maneja como tres supuestos el Código Nacional y ésas hay que trabajar con la notificación al imputado para solicitar la audiencia ante el Juez, en esta audiencia, Ministerio Público expone la necesidad de la medida para que el Juez pueda ratificarla", observó.

Aseveró que algunas veces la situación que vive la mujer por violencia es grave y por medio de una evaluación inicial pueden establecer el riesgo en que está la persona y los hijos.

"Se hace una evaluación de riesgos de acuerdo al tipo de violencia, a veces, las mismas afectadas no visibilizan el tipo de violencia, pero dentro de las primeras atenciones se les habla de esos tipos de casos y mediante una serie de preguntas se sabe de qué manera han sido agredidas si verbalmente, amenazas, golpes, han usado un objeto, una arma, si el agresor sabe defensa personal y otras, que son circunstancias del caso y circunstancias personales del agresor que te van a ir dando en qué riesgo se encuentra la víctima", continuó la coordinadora.

Ante el riesgo, se establece la restricción para acercarse a la víctima y piden a las policías municipales mantener rondines de vigilancia en los domicilios de las víctimas a la vez que se les dicta la orden de terapias a ambos, por separado, a la mujer para atender su estado emocional y, a él para el control de su ira, dijo.

Manifestó que algunos casos de agresores más que ayuda psicológica, requieren psiquiátrica y,  si aceptan,  se les canaliza por el área médica para ser atendidos por el especialista en el hospital general de la Secretaría de Salud, en el IMSS o ISSSTE.


Destacamos






OPINIÓN