Viernes, 08 Mayo 2015 09:44 hrs
» Vida Sana

Nutrióloga por profesión y convicción, Viridiana Martínez

Participó en el diseño de la Encuesta Estatal de Hábitos Alimentarios y en la estrategia Mídete, Nútrete, Actívate; certificada como Asesor de la Red Niños en Movimiento y precursora de la Clínica de Metabolismo y Control de Diabetes

Por: Raquel Peña

Saltillo, Coah.- Aunque nació en el Distrito Federal, Viridiana Martínez de la Fuente tiene sus raíces en Coahuila, ya que sus padres y abuelos son originarios de Monclova, ciudad a la que llegó a habitar a los 12 años.

Al ser una niña un tanto enfermiza fue ingresada en varias ocasiones  al hospital y fue ahí donde le nació la inquietud por la nutrición que en aquel entonces no existía como carrera profesional y eran dietistas las personas encargadas en las instituciones de salud, de la correcta alimentación de los pacientes.

Para Viridiana Martínez, desde niña, la parte más bonita y agradable de un hospital ha sido la nutrición porque es parte muy importante de la recuperación de un paciente y exige sumo cuidado y dedicación.

Esta perspectiva que había obtenido en los hospitales a los que había ingresado aunado al cuidado que imprimía su padre en la alimentación, incrementaron la inquietud por ser nutrióloga, así, al terminar la preparatoria e investigando dónde cursar la carrera que era de reciente creación, el destino la llevó de regreso al Distrito Federal.

Fue la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco, la casa de estudios que eligió por su sistema modular, plan teórico-práctico que le permitía consolidar todo conocimiento adquirido a través del trabajo inmediato en campo.

Viridiana Martínez de la Fuente no pudo estar más convencida de su vocación, el estudio lo compaginaba con trabajo para poder financiar su pasión, fue así como ingresó a la vida laboral en comedores industriales, donde permaneció por ocho años y llegó a estar encargada de la alimentación de nueve mil trabajadores.

Esta etapa le permitió constatar la importancia que tiene una buena alimentación en cualquier sector, aprendió a que en el rendimiento laboral de las personas tienen una gran influencia sus alimentos.

Mientras atendía este sector, Viridiana Martínez toma el curso de Bariatría en el Instituto Politécnico Nacional, teniendo siempre en mente que su pasión es el área clínica, en este momento es contratada por el Hospital Ángeles de Querétaro como Jefa de Nutrición, logrando tener el primer contacto con el área de especialización de la carrera de Nutrición que más le agradaba.

Refrenda en esta etapa los pensamientos que desde niña tenía, "la parte más bonita y agradable de un hospital es la nutrición", durante siete años tuvo a su cargo las labores de diseño de menús en base a dietas específicas para personas con enfermedades tan diversas como sus necesidades alimenticias.

Luego de siete años laborando en el Hospital Ángeles de Querétaro, Viridiana Martínez decide regresar al norte del país buscando acercarse a su familia y luego de descartar la ciudad de Monterrey como opción para vivir, opta por Saltillo a donde llega como maestra y coordinadora de la carrera de Nutrición de la Universidad Autónoma del Noreste.

Es en este lapso cuando termina su maestría en Nutrición Humana por la Universidad Autónoma de Querétaro y donde obtiene el interés por la docencia, debido a que detectaba la necesidad de mayor conocimiento en esta área de especialización en salud que aún era incipiente.

En 2008 ingresa al Hospital Universitario de Saltillo como Jefa de Nutrición luego de haberse enamorado de la instalación cuando llegó buscando una oportunidad laboral.

Fueron cuatro años los que trabajó en esta institución, haciendo esfuerzos por abrir la puerta a la Nutrición, para que ésta fuera reconocida como parte esencial de la recuperación de los pacientes y porque el nutriólogo lograra ser reconocido como un especialista indispensable en los procesos de mejoramiento de la salud, cosa que logró.

Durante su estancia laboral en el Hospital Universitario de Saltillo cursó una segunda maestría, ahora en Investigación Multidisciplinaria en el área de Salud por la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Para el 2011, recibe el llamado por el Sistema DIF Estatal para diseñar junto con la Secretaría de Salud la Encuesta Estatal de Hábitos Alimentarios ante la necesidad de conocer con exactitud las condiciones que mantenían a Coahuila en el primer lugar a nivel nacional en el tema de obesidad infantil.

Se crea la encuesta, se aplica, se diagnostica a la población coahuilense a través de sus hábitos alimenticios y a partir de ahí participa en la integración de la estrategia Mídete, Nútrete, Actívate que logró involucrar a todas las instancias de gobierno para aportar a esta medida de contención del problema de obesidad en el estado.

La estrategia logró consolidarse como la única acción estatal, referente en el país y reconocida por la Secretaría de Salud a nivel federal, que abordara el tema con impacto a largo plazo a través del mejoramiento de los hábitos alimenticios.

A través de esta estrategia, Viridiana Martínez se especializa en menores de edad, conocimiento con el que regresa en febrero del 2014 al Hospital Universitario de Saltillo y se integra a la Clínica de Obesidad Infantil que ya existía y que complementó en el área educativa haciendo uso de los conocimientos adquiridos a través de la certificación como Asesor de la Red Niños en Movimiento que avala el Hospital de Barcelona.

A inicios del 2015 arranca la Clínica de Metabolismo y Control de Diabetes a través de la misma institución médica, siendo ya además Asesora de Metabolismo respaldada por investigadores de la Universidad de Puerto Rico.

Actualmente, mantiene los servicios de consulta privada que ha ofrecido por 17 años consecutivos y es docente de las carreras de Nutrición de las universidades Autónoma del Noreste y del Valle de México campus Saltillo.



Destacamos