Miercoles, 25 Abril 2018 09:38 hrs
» Opinión

Tiempo de Negocios

Canifarma, otra vez

del mismo autor

Pues nada, que la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), que preside Guillermo Funes, sigue adelante con sus litigios para mantener artificialmente altos los precios de los medicamentos, en particular aquellos que requieren de receta médica.

Y todo para evitar nueva publicidad que implique competencia, como un mayor número de medicamentos en medios de comunicación masiva. La consigna es salvar su esquema de “representantes médicos”, que premia-incentiva a los doctores que promuevan las medicinas que mas les reditúan.

Le cuento que el Juez Cuarto de Distrito en Materia Administrativa, Juan Pablo Gómez Fierro, ya le sobreseyó a la Canifarma su juicio. Pero se fueron al Segundo Tribunal Colegiado e intentaron sorprender a los magistrados Arturo Iturbe, Antonieta Azuela y Rolando González Licona.

Resulta que les exhibieron el escrito de la Comisión de Mejora Regulatorio (Cofemer), el cual les daba la razón. La cosa es que se les olvidó decir que tal escrito ya había sido revocado porque quien lo firmó, Julio C. Rocha, Coordinador Sectorial de la Cofemer, no estaba facultado para hacerlo.

Sorprende que un gremio que trabaja con laboratorios de prestigio esté tratando de engañar a jueces federales con escritos anulados. No descarte que el tema de los medicamentos de alto precio, incluidas las alzas injustificadas en estos últimos meses, hagan que el tema crezca en la campañas electorales.

Por lo pronto, los genéricos están paliando el alto costo de muchos fármacos innovadores y son las farmacias que los venden y prescriben las que están ayudando al respecto. Pero las farmacéuticas y la Canifarma están presionando a la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios.

La llamada Cofepris, que preside Julio Sánchez y Tépoz, está bajo fuego en el cabildeo para inhibir una competencia que ponga en riesgo de desaparición un vetusto modelo de negocios en el que los laboratorios detentan un monopolio en la distribución y venta de un insumo básico para la población.

VOLARIS A VOLAR

En julio del año pasado la acción de Volaris estaba en 28 pesos y ayer cerraron en 11.49. Son alrededor de 900 millones de títulos que han perdido desde el jueves de la semana pasada alrededor de 17 pesos. Sacando cuentas, estamos ante una pérdida de valor de aproximadamente cuatro mil 500. La aerolínea que dirige Enrique Beltranena valía el jueves unos 14 mil 500 millones de pesos y hoy ronda los diez mil millones. Hace nueve meses la aerolínea de bajo costo tenía un valor cercano a los 25 mil millones. Intercambio de series accionarios de Discovery y que las repartió entre los accionistas a manera de dividendo. El volumen operado fue cinco veces más de lo normal. Los fundamentales de la empresa no justificaron la caída de 35% en dos días: tiene un balance sólido, carecen de deuda bancaria y ni la depreciación del peso ni el costo de la turbosina eran factores determinantes para derrumbar su valor. Ese volumen manejado entre el jueves y viernes estuvo más bien asociado a una combinación de eventos fallidos, como la presentación del reporte y sus pérdidas de mil 118 millones de pesos en el primer trimestre, unas expectativas fallidas de los inversionistas que esperan ver una reducción en la capacidad de asientos dada la guerra tarifaria básicamente con Viva Aerobús, la de Roberto Alcántara, y ese intercambio de manos. En febrero cambiaron 46 millones de acciones de la Serie D a la A, que eran las de Discovery. La estrategia de no reducir capacidad y por el contrario crecerla en este entorno altamente competitivo es lo que está a discusión. Hay quienes creen que a Alfonso González Migoya, como presidente del consejo, se equivocó. Mañana y el viernes Volaris tendrá asambleas de accionistas. Seguro más de uno pedirá cuentas.

PGR CON LA ABM      

En un acto inusual, el procurador en funciones, Alberto Elías Beltrán, se reunió con el Comité Compliance de la Asociación de Bancos de México, que preside Arturo Rangel. Se habló de fortalecer la cooperación y el trabajo conjunto en materia de prevención y combate al lavado de dinero. Presentó al nuevo titular de la Unidad Especializada en Análisis Financiero, José Merino, con una vasta experiencia en el cumplimiento con las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), organismo intergubernamental que desarrolla y promueve políticas para proteger el sistema financiero contra lavado de activos, financiación del terrorismo y de armas de destrucción masiva. Beltrán abordó la ley de extinción de dominio, las recomendaciones formuladas por el GAFI como áreas de oportunidad en la lucha antilavado en México y las recientes resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación relativas al secreto bancario y aseguramientos. Tras una ronda de preguntas, Beltrán reiteró su compromiso con el gremio que preside Marcos Martínez para fortalecer la cooperación que permita llevar a cabo investigaciones más sólidas.

VIELMA LOBO

Y a quien le crecen los problemas es a Luis Vielma Lobo, el venezolano que ha participado en diversos proyectos de Pemex bajo su argumento de haber sido director general de PDVSA, puesto que jamás ocupó y que vendió muy bien para abrir puertas en México. Le cuento que Vielma es el actual director de CBM Ingeniería Exploración y Producción, que busca participar en la apertura de ofertas que actualmente lícita la empresa que lleva Carlos Treviño. Lo irónico es que la misma Pemex tiene señalado a Vielma por adjudicarse como propias patentes sobre procesos financiados con recursos de la petrolera mexicana en diversos proyectos. Tal es el caso que ya se encuentran levantadas ante la Función Pública denuncias e investigaciones sobre esta empresa y personaje, quien fuera despedido de la empresa Galem Energy, de Miguel Alemán, tras detectarle actos fraudulentos.