Viernes, 18 Enero 2019 06:20 hrs
» Opinión

Tiempo de Negocios

México, entre los cinco más saqueados

del mismo autor

México está en la lista de los cinco primeros lugares con mayor robo de petrolíferos en el mundo, según la Conferencia de las Nacionales Unidas sobre Comercio y Desarrollo.

A Pemex lo roban lo mismo los huachicoleros y delincuentes de cuello blanco por tierra que barcos piratas en alta mar. 

El daño económico para las finanzas de la empresa es multimillonario y es parte de los 133 mil millones de dólares que vale el mercado negro de petróleo en el mundo, donde Nigeria, Irak, Rusia, Indonesia y Mexico encabezan la lista.

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció ayer que a Pemex le roban petróleo en la Sonda de Campeche y el litoral de Tabasco;  ocurre en plataformas, boca de pozo, poliductos, terminales de almacenamiento y en el autotransporte.

Y es que de acuerdo a cifras de Pemex en el Golfo de México hay 235 plataformas petroleras costa afuera y las costas de Tamaulipas a Campeche, abarcan más de tres mil kilómetros que albergan abundantes yacimientos de hidrocarburos. 

Así, en esta vasta extensión territorial los asaltos a las plataformas se triplicaron en los últimos tres años y llegan a más de 190, además se llevan todo (equipo, materiales de construcción, herramienta,), estima la paraestatal.

Incluso ha explicado que en los últimos años estableció colaboración con la Secretaría de Marina para vigilar las instalaciones petroleras, pero los daños por los robos a las plataformas podrían rebasar los 230 millones de pesos.

Uno de los principales problemas de Pemex son sus sistemas de medición de crudo en los puntos de despacho o ventas que se quedaron obsoletos al igual que mucha de la tecnología de sus instalaciones.

Así, no sabe cuánto crudo sale a boca de pozo y cuánto se entrega a sus distintas líneas de negocio. 

Por ejemplo, esto estaría ocurriendo en los equipos llamados de transferencia de custodia interna de crudo que se extrae de la región marina para su venta en el extranjero. Esto lleva a que los buquetanques carguen más de lo que facturan.

Durante la administración de Enrique Peña se propuso que Pemex invirtiera más de dos mil millones en la compra de equipo de medición nuevo, pero hasta el momento sólo se ha invertido un 30%.

Este es uno de los puntos vulnerables de la paraestatal que dirige ahora Octavio Romero y que aprovechan los huachicoleros de crudo.

Pero el robo de petróleo crudo también se da cuando pinchan los poliductos, igual en los almacenes o terminales de depósito, en las transferencias a las refinerías, pero sobre todo en toda la cadena del proceso de transportación. 

El crudo robado se usa en hornos de cementeras, chapopote para carreteras, generadores de electricidad, calderas industriales, bunkers (barcos mercantiles), ladrilleras, hornos industriales, azulejeras, llanteras, entre otras aplicaciones.

En el puerto de Dos Bocas, en Tabasco, existe ya una investigación por el robo de miles de barriles de hidrocarburos que salían sin contabilizar, entre ellos petróleo crudo.

Esa terminal es estratégica, ya que por ahí salen a la venta al extranjero cerca de un millón de barriles, de los 1.75 millones que se producen diariamente.

Además, cerca de ese puerto se construirá una de sus obras insignia del lopezobradorismo: la refinería de Dos Bocas, que requerirá una inversión de unos 155 mil millones de pesos.

UNA APP EXITOSA

Pese a la crítica, en materia de salud una de las fórmulas que ha servido para atender la demanda de servicios médicos es a través de las Asociaciones Público-Privadas (APP). Ejemplo de ello es el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, que construyó el consorcio encabezado por la empresa GIA, de Hipólito Gerard Rivero. Y es que actualmente atiende a pacientes del Estado de México, Hidalgo, Morelos, Tlaxcala y la Ciudad de México. Las instalaciones del hospital son de las más modernas del país, amplias y de primer nivel, e incluyen 28 especialidades clínicas, 19 quirúrgicas y 12 de servicios auxiliares y de diagnóstico. Además, entre las especialidades de tercer nivel que ofrece destacan imagenología, laboratorio, medicina nuclear, patología, radioterapia, quimioterapia ambulatoria, hemodinamia, acelerador lineal y banco de sangre, entre otros. Sumado a que no existe el desabasto y opera a la par de cualquier hospital de un país potencia.





OPINIÓN