Miercoles, 06 Marzo 2019 06:21 hrs
» Opinión

Horizonte ciudadano

Los desafíos por cumplir

del mismo autor

Que no te regalen rosas, no aceptes obsequios de perfumes u otros, no, el viernes es un día que llama a tu conciencia, una conmemoración de las batallas por las que muchas mujeres han dado la vida para alcanzar la igualdad social, económica, política y cultural.

La transversalidad de la perspectiva de género, la igualdad, la Alerta de Violencia de Género no son una moda femenina, son expresiones que nombran y pretenden visibilizar hechos y derechos, aunque pareciera que éstos permanecen estacionados o que son poco efectivos.

Desde hace días comenzaron las jornadas por la promoción del Día Internacional de las Mujeres, el que se conmemora el próximo viernes, el tema elegido para este año es, “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”, el objetivo es  encontrar formas gratas y sugestivas para vitalizar la lucha mediante la avenencia y la concordia pero sin claudicar, sin dejar de asegurar el avance.

Hasta ahora el Estado mexicano se ha mostrado débil u omiso, son 9 las mujeres que mueren asesinadas cada día, lo cual resulta horroroso porque la violencia de género está en su índice más alto y los focos rojos se encienden cada vez en  más entidades del país, ni las Alertas de Violencia de Género Contra las Mujeres ni la apertura de centros especializados de atención y tampoco las campañas antiviolencia han funcionado.

Igualmente han tenido un importante repunte las llamadas al 911 por incidentes de violencia contra la  mujer relacionados con abuso, acoso y hostigamiento sexual, entre otras conductas y el Estado no garantiza justicia ni reparación integral del daño.

En los últimos 3 años las mujeres víctimas de homicidio doloso crecieron 58 por ciento, pues en 2015 hubo mil 737 y el año pasado se registraron 2 mil 747, un promedio de 7por día.  

El Estado de México, Veracruz, Nuevo León, Chihuahua y Sinaloa alcanzan un 44 por ciento de feminicidios perpetrados en sus territorios. Las autoridades de Justicia, Fiscalías y Procuradurías   se muestran renuentes a investigar y reconocer que los ataques a mujeres son por su condición de género, ¿y qué opinan los psicólogos sociales y los antropólogos ante tanta violencia de género? ¿cuáles son las causas de estas patologías masculinas, por qué hay varones que odian a las mujeres hasta matarlas con saña y violencia extrema? ¿por qué estos crímenes quedan impunes?

En Coahuila, la Red de Mujeres de la Laguna solicitaron que se decretara la Alerta de Violencia de Género en esa región, mas les fue negada porque Conavim resolvió que el Estado sí cumplió, aunque indicó cuestiones que el Estado y el municipio incumplieron; las integrantes de la Red manifiestan que continuamente verifican y confirman que hay omisiones, impunidad y negligencias en la mayoría de los aspectos, como delitos sexuales, feminicidios, violencia intrafamiliar, en la actuación de los ministerios públicos ya que los jueces dan sentencias sin perspectiva de género, ignoran lo que eso significa, la Secretaría de Salud no aplica la norma 046, revictimizan a las niñas y otras tantas violaciones que ameritan que ellas vuelvan a intentar que la Alerta de Género se apruebe para la Región.

La situación indica que se debe hacer una revisión institucional de las leyes de protección a las mujeres, que se evalúen los mecanismos a fin de determinar qué es lo que no funciona, por qué no es posible detener ese tsunami de violencia, por qué en América Latina México es el país con el mayor número de feminicidios, en éstos la tasa de impunidad es generalizada y en ello el Estado falla en su deber de persecución, investigación y sanción del delito.

La violencia contra las mujeres es una parte importante de la crisis de derechos humanos que vive México y a la que es urgente imponerle un hasta aquí, lo cual es una meta de la nueva dirección del Inmujeres. 





OPINIÓN