Miercoles, 15 Mayo 2019 06:51 hrs
» Opinión

Horizonte ciudadano

La prioridad

del mismo autor

La semana pasada el Presidente López Obrador informó, que fortalecer la búsqueda de los desaparecidos es la número uno de todas las numerosas prioridades que se presentan en este país, AMLO comentó además que este problema creció y no se atendió, llegando a ser extremadamente doloroso.  

Cierto, vivimos en un país con profundos agravios en el que la descomposición del tejido social ha llegado a gangrenar a las instituciones e incluso en las familias mexicanas hay disgregación y profunda desintegración lo que obliga a pensar que se impone una cirugía mayor, porque hay un problema de ausencia de Estado que se refleja en la numerosísima  desaparición forzada, más de 26 mil cuerpos sin identificar y más de 40 mil desaparecidos, aunque la cifra podría ser mayor ahora que se están visibilizando; ante la emergencia forense el país se puede calificar como una gran fosa clandestina.

 Aunque también hay más de 250 mil homicidios vinculados con la delincuencia organizada, así como los altos niveles de violencia que enfrentan las mujeres, las niñas, los niños y adolescentes que en ese caso hasta abril de 2018 sumaban 6 mil 614 niños desaparecidos, lo que representa el 17.7% del total de las desapariciones del país.  

Esta realidad demonica gradualmente develada y visibilizada por el actual gobierno federal implica asumir con urgencia como eje rector los derechos humanos y por  ello se está ante el desafío de la reconstrucción total del Estado mexicano, eso se dice fácil, pero gobernar e inducir un cambio parece inalcanzable contra más de 90 años de prácticas políticas corruptas; con algunos sexenios que fueron la excepción. El Estado debe volver a construirse poniendo un alto a los poderes fácticos que subsumieron y desmantelaron el Estado de derecho que debe ser el garante de la paz, la estabilidad, la seguridad social y la justicia.

Lo que es evidentísimo es la catástrofe de derechos humanos que heredó este gobierno y que ahora con cinismo y desfachatez los opositores a López Obrador exigen que se resuelva ya -en 15 minutos como ofreció Vicente Fox resolver el problema del EZLN- a 6 meses de haber iniciado este sexenio, cabe preguntar, qué hicieron los gobiernos panistas y el último priista para resolver esta catástrofe, cerraron los ojos con una crueldad inconmensurable y con negligencia grotesca en la crisis de desapariciones, el problema enfrenta  obstáculos estructurales para el acceso a la verdad, a la justicia y a la reparación integral.

El esfuerzo institucional y presupuestal que esta crisis requiere es desmedido, descomunal e involucra a todas las entidades de la federación y en particular a las fiscalías, el subsecretario de Derechos Humanos Población y Migración, Alejandro Encinas de la SeGob asegura que ya se está trabajando mediante un plan que contiene 11 puntos que ya están en marcha y que se debe avanzar en un registro nacional de personas desaparecidas confiable, por lo que se trabaja para crear la cédula de identidad.

Ayer informó Encinas que se localizaron 222 fosas clandestinas con 337 cuerpos en 81 sitios, esto en un lapso de 5 meses y medio de trabajo del actual gobierno.

Además, en el espeluznante caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos se firmó un decreto para la formación de una Comisión de la Verdad de la que Alejandro Encinas informó  que la administración pública colaborara con la investigación penal, como fue instruido en el Decreto Presidencial, además Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU suscribió un Acuerdo para la asesoría técnica de la Comisión Presidencial para el caso Ayotzinapa.

Por si esto fuera poco para los opositores al gobierno de la 4T el Gobierno atenderá necesidades de las  familias de Guardería ABC; afirmó Encinas al reunirse con los padres de los 49 niños fallecidos en el incendio de la estancia infantil de Hermosillo.

Hay mucho más que  decir sobre las acciones del gobierno de la 4T a favor de la población agredida por los gobiernos federales mexicanos de los últimos 35 años, pero el espacio terminó.


  

 

 








OPINIÓN