Viernes, 26 Mayo 2017 18:18 hrs
» Sureste y Laguna

Por adeudo llama Casa del Migrante a un acuerdo

Apelación organismo al derecho humano al agua y al saneamiento, establecido en tratados internacionales

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- Luego de que Aguas de Saltillo redujera el servicio de agua potable en la Casa del Migrante de Saltillo al punto de no poder cubrir sus necesidades básicas, el organismo civil reiteró su convocatoria al Ayuntamiento y la paramunicipal, para que se llegue a un acuerdo en el adeudo que arrastra y que ya supera los 112 mil pesos.

La suma es el resultado de un año en la suspensión del pago "por falta de capacidad económica", señala la Casa del Migrante en un comunicado, donde destaca que si bien Agsal no ha cortado el servicio sí se han recibido amenazas de hacerlo en cualquier momento, cosa que ya ocurrió este jueves.

Pese a que representantes del albergue que atiende a miles de migrantes ya han sostenido reuniones en diversas ocasiones con el alcalde Isidro López Villarreal, no se ha logrado acordar el apoyo del Municipio para asumir una parte del adeudo y la manutención de esa parte de los servicios.

Por 14 años, esta institución ha albergado a ciudadanos centro y sudamericanos que pasan por Saltillo con destino a suelo estadounidense, "y la suspensión del servicio del agua representa un verdadero perjuicio para la labor que desarrollamos", insistió el organismo.

La Casa del Migrante de Saltillo hace una apelación al derecho humano al agua y al saneamiento, establecido en tratados internacionales en 2002 e integrados a la Constitución Mexicana en el 2012, en el artículo 4 párrafo 6, donde se indica que toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico, en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.

En cuanto a la suficiencia, la Casa del Migrante informó que su consumo aproximado con 120 personas diarias que atender es de entre 180 y 360 metros cúbicos al mes, que es por debajo del mínimo vital según la Organización Mundial de la Salud, por lo que asumiendo las disposiciones de las Naciones Unidas en torno a este derecho, los gobiernos están obligados a brindar con tarifas mínimas o incluso a título gratuito a quienes no estén en condiciones de pagar, y realizar el corte violaría el artículo 86 de la Ley de Aguas de Coahuila, que establece que no podrá suspenderse el suministro en edificios que presten servicios asistenciales.


Destacamos






OPINIÓN