Jueves, 13 Julio 2017 17:39 hrs
» Sureste y Laguna

Va rotación laboral de la mano con problemas sociales

Estiman que el crecimiento industrial llega pronto a su pico máximo y quienes se desplazaron a las zonas con sobre oferta de empleo no cumple sus expectativas

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coahuila.- Es grave el porcentaje de rotación que ha alcanzado la industria en Coahuila, pues sólo en la región sureste el promedio es del 60 por ciento y esto ha provocado que algunas empresas deban retrasar proyectos de expansión o rechazar pedidos importantes por falta de mano de obra.

Antonio Serrano Camarena, catedrático y Doctor en Economía, señaló lo anterior al agregar que el fenómeno se ve principalmente en la industria automotriz, metal mecánica y maquiladora, donde las empresas pelean a los empleados con diferencias de sueldos que van de los cinco a los 50 pesos “en muchos casos porque no hay empleados suficientes”.

Incluso se ha llegado a extender bonos de retención en forma semanal de entre 20 y 50 pesos “de una forma incoherente para un sistema económico como pretende ser el de nuestro estado”. Apuntó que incluso hay empresas en Piedras Negras y Acuña que “le pagan al trabajador que trae algún otro trabajador bonos por 50 pesos si el trabajador invitado se queda la semana”.

En cuanto a los puestos dijo que se trata de operarios, supervisores y nivel gerencial, aunque no precisó el número, pues dijo que es difícil porque no se cuentan con cifras específicas; cabe destacar que según el académico, el impacto en la nómina de cada empresa que arrastre estas cifras de rotación va de entre 30 y 40 por ciento.

“Estamos dejando ir oportunidades de oro”, apuntó al añadir que el traer trabajadores de otras entidades no resolverá el problema pues se trata de un crecimiento que usualmente no dura más de dos años de forma que al término de este período habría que ver qué hacer con el problema social que significaría esa migración.

“En dos o tres años estaríamos llegando a un pico máximo y de allí se llegaría a una estabilidad”; expresó que los migrantes generalmente se asientan en los cinturones de miseria que ya se están viendo en Saltillo, lo que hacía casi una década que no se veía.

Recalcó que no se trata de un problema empresarial sino social pues la gente se ve atraída por las oportunidades y las expectativas futuras, “ojalá pudiéramos tener los medios para poder aprovechar gente que se ha visto desplazada en la economía del sur y traerlas al estado para aprovechar su experiencia".

Otras ciudades afectadas son Acuña y Piedras Negras, con alrededor de un 60 por ciento y Torreón con alrededor de un 40 por ciento.


Destacamos






OPINIÓN