Viernes, 04 Agosto 2017 18:07 hrs
» Sureste y Laguna

Rechazan priístas ilegalidad de la entrega-recepción

El pasado jueves el Acción Nacional calificó de ilegal el procedimiento

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- La mayoría priísta dio marcha atrás a los puntos de acuerdo presentados por la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional, que buscaban suspender el proceso de entrega - recepción que lleva a cabo el Gobierno de Coahuila y el gobernador electo Miguel Riquelme Solís, luego de que el pasado jueves se acusara de ilegal tal procedimiento.

El Presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local, José María Fraustro Siller, expuso que es perfectamente legal tal acción, pues existe la constancia de mayoría que entregó el Instituto Electoral de Coahuila al candidato de su partido y éste tiene "toda la justificación" para empezar a planear su trabajo como mandatario.

Por su parte, el coordinador de la fracción panista, Jesús de León Tello, indicó que con todo y la constancia existe una impugnación en contra de Riquelme, por lo que el documento está sujeto a tribunales y la ley es muy clara al respecto al prever que en tal situación es necesario esperar a que se resuelvan todos los recursos y se determine legalmente quién es el candidato ganador en la elección sin ninguna duda.

El pasado jueves los panistas señalaron en la propuesta que el gobernador Rubén Moreira desistiera de continuar con el proceso de entrega-recepción, pues las personas que están formando parte de estos equipos al final no están seguras como funcionarios del próximo gobierno dado que éste aún no se determina por los tribunales, a lo que Fraustro Siller respondió que una vez que el Tribunal haya validado la elección entonces habrá de procederse a lo que calificó de "situaciones más serias", como la entrega oficial de documentación y de rangos de autoridad en el gobierno entrante.

Respecto a la pretensión de iniciar una consulta ciudadana para determinar perfiles que pudieran ocupar el cargo de gobernador interino en caso de que no se resuelvan los recursos de impugnación antes de la toma de protesta del primero de diciembre, mismo que propusieron los panistas, el líder de los priístas en el Congreso calificó el hecho de infantil, pues no se ha determinado tampoco que su candidato haya perdido la elección.

"Tenemos que no ser irresponsables, hago un llamado a todo mundo para tranquilizar a la ciudadanía, después de todo no es el primer proceso que se impugna en Coahuila", consideró, al añadir que si bien puede ser criticable iniciar con la entrega-recepción el mayor compromiso es con los electores.

"No sería deseable para nuestro mismo estado que anularan los comicios, no estamos para eso, además el partido tiene una responsabilidad con las personas que votaron por el mismo Riquelme; sí estamos en esta situación de recibir muchas recomendaciones pero la mayor responsabilidad es con los votantes", subrayó.

Por su parte, De León Tello rechazó que su partido haya caído en lo que criticaba al proponer que se adelantara una consulta ciudadana para que se presentaran propuestas de perfiles de un posible gobernador interino, y destacó que la idea era estar preparados en caso de la anulación de la elección y no tomar esta decisión con prisas y en el último momento.

Apuntó que el supuesto en la ley del rebase en topes de campaña para anular la elección ya ocurrió, por lo que sólo resta esperar a que se tome la determinación en primer término por parte del Instituto Nacional Electoral de ratificar los recursos interpuestos por su partido y posteriormente los tribunales harán lo propio, que insistió, confían en que será la anulación de la elección.


Destacamos