Lunes, 04 Febrero 2019 15:38 hrs
» Sureste y Laguna

Se divide contingente; migrantes siguen ruta a Nuevo León

Deciden 49 de los casi mil 700 migrantes centroamericanos que pernoctaron en Saltillo este fin de semana, seguir la ruta hacia Nuevo León

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- Deciden 49 de los casi mil 700 migrantes centroamericanos que pernoctaron en caravana en Saltillo este fin de semana, seguir la ruta hacia Nuevo León.

 En dos camiones proporcionados por la Policía Estatal de Nuevo León fueron traslados los migrantes que decidieron salir por esta vía, a quienes ya esperaban en el vecino estado una estancia temporal en una de las casas del migrante con que cuenta la ciudad de Monterrey.

Lo anterior fue informado por José Antonio Chávez, director del Gobierno de Nuevo León, quien añadió que además de las unidades que pertenecen al grupo de Fuerza Civil, el contingente sería auxiliado por la Policía Federal de Caminos y Protección Civil de Nuevo León.

Al arribar, también se tenía previsto realizar una revisión y chequeo en materia de salud tal y como ocurrió en Coahuila, además de registrar su situación migratoria por parte de la delegación local del Instituto Nacional de Migración y darles el apoyo en caso de que decidieran quedarse en Monterrey en calidad de asilo con un permiso temporal para trabajar.

El gobierno de dicha entidad, mantiene convenios con seis albergues a los que se apoya de manera económica con un recurso fijo por mes, entre ellos el conocido como Albergue del Padre Infante, la Casa Goretti y el INDMI (Instituto Nacional del Migrante), por lo que de acuerdo a las necesidades los migrantes serían repartidos en dichos lugares.

Tres migrantes más solicitaron el apoyo de las autoridades de Nuevo León para trasladarlos hasta la frontera con la ciudad de Tamaulipas, por lo que ya se les gestionó un boleto de ida en camión para que llegaran a este destino y viajarán acompañados con personal de la Secretaría de Seguridad de dicha entidad.

Del resto que siguen hasta Monterrey, 32 hombres, 12 mujeres, una de ellas embarazada y cinco niños.

Destacó que este operativo ya estaba previsto desde que se conoció que la caravana pasara por la región y se brindara el apoyo a los migrantes el tiempo que fuera necesario, dado que se trata de una cuestión humanitaria, "no podemos dejarlos a la mano de Dios porque luego van a caer en manos de la delincuencia".

Consideró que para la gran mayoría de los que cruzan el destino no es México, y quienes se quedan por un tiempo en el país se dedican a trabajar precisamente para reunir fondos de supervivencia y continuar su viaje a Estados Unidos.

"Se van quedando en las capitales de los estados para ponerse a trabajar y buscar el apoyo de alguien que los cruce definitivamente", subrayó.


Destacamos






OPINIÓN