Jueves, 14 Febrero 2019 17:37 hrs
» Sureste y Laguna

Se infiltró Mara Salvatrucha en caravana migrante

Los que fueron detectados en Piedras Negras ya fueron repatriados a sus lugares de origen; cada mes hay hasta treinta intentos de reclutar migrantes en albergue en Saltillo

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- El Padre Pedro Pantoja, asesor de la Casa del Migrante de Saltillo, aseguró que se ha detectado la presencia de personas pertenecientes al grupo delictivo de la Mara Salvatrucha, en las caravanas de migrantes que han llegado al país, entre ellas la que arribó en días recientes a Coahuila.

Expresó que los elementos de las diferentes corporaciones, principalmente federales, están perfectamente capacitados para identificarlos y en su caso repatriarlos, lo que corresponde a labor de inteligencia.

"Los padres (sacerdotes) de Piedras Negras me comentaron que incluso encontraron Maras entre esta gente, infiltrados que se presentaban como supuestos líderes pero de alguna manera me parece que tuvieron que recurrir a Seguridad para expulsarlos, no sé decirle el número pero sí hubo un grupo".

La versión fue confirmada por el Coordinador del Gobierno Federal en la entidad, Reyes Flores Hurtado, quien aseguró que ya fueron repatriadas estas personas, pero que por motivos de seguridad no se puede revelar el número. Subrayó que es por eso que se ha aplicado un cerco de seguridad y hoy por hoy Piedras Negras es una de las fronteras más seguras del país.

Así lo confirmó también el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, al añadir que se tienen datos de agitadores, algunos de ellos que pertenecen a la Mara y otros que tienen antecedentes penales en sus países de origen, por lo que se ha procedido directamente a su deportación.

El modo de operación, según Pantoja, es hacerse pasar por familiares de las personas que acuden en la caravana y ofrecerles sacarlas y pasarlas a los Estados Unidos.

"Nosotros tenemos códigos secretos en las casas para saber quiénes son esos delincuentes y no entran", dijo.

Apuntó que en el caso de la Casa del Migrante, se han detectado alrededor de 30 personas al mes que intentan ingresar con la intención de traficar con los migrantes, por los que se cobran hasta mil dólares por cada uno.

Admitió que en el caso del Estado, los brotes de violencia en los albergues corresponden a una reacción de desesperación que calificó de natural, pero destacó que se deben respetar las condiciones del Gobierno de Coahuila porque ellos (los migrantes), aceptaron las condiciones de protección y seguridad.

"Esta gente no puede salir del albergues por su seguridad y hasta que no se reglamente sobre su visa humanitaria de trabajador, correrían los riesgos del crimen organizado y la dispersión y no queremos ninguna confrontación de la ciudadanía de Piedras Negras".

Comentó que Estados Unidos no concede el ingreso a más de 10 personas diariamente, así que pasará algún tiempo para que se dé atención a todos los solicitantes.


Destacamos






OPINIÓN