Domingo, 03 Marzo 2019 12:54 hrs
» Sureste y Laguna

Es la lectura espacio para superar dolor y miedo en migrantes

Cada semana promotores de lectura tienen encuentros con migrantes para crear un espacio de reflexión y reencuentro

Saltillo, Coahuila.- Con el objetivo de apoyar a los diversos grupos de  migrantes que transitan por Coahuila, la Secretaría de Cultura del Estado (SC) implementó desde hace algunos meses el taller “Leer con migrantes”, que se realiza en la modalidad de Mediación de Lectura.

Mediadores del Programa Nacional de Salas de Lectura y promotores de lectura, como Dulce Lozano, Daniel Valenzuela y María de la Luz Posadas llevan a cabo el taller “Leer con migrantes”, propuesta enfocada a la realización de proyectos de lectura y escritura en contextos adversos desde el modelo de mediación “Espejos, ventanas y puertas”.

Leer en contextos adversos permite que quienes se encuentran en refugios para migrantes logren un espacio de reflexión a través del acercamiento a la lectura.

Este programa realizado por la SC, a través del Programa Nacional de Salas de Lectura, se realiza cada jueves de 10:00 a 11:00 horas en el albergue para migrantes ubicado en la ciudad de Saltillo.

Ana Sofía García Camil, Secretaria de Cultura del Estado, comentó: “Desde el año pasado tenemos este taller en la Casa del Migrante de la ciudad de Saltillo, a fin de atender a los migrantes que llegan a nuestro estado”.

“Debemos ser conscientes de que cuando una persona migra lo hace por razones suficientes. Nadie abandona sin motivo su cultura, su familia, su comunidad, su lengua, incluso a sus muertos, para transitar por un camino que se promete largo y peligroso”.

Si bien las condiciones de viaje y asentamiento en un nuevo lugar se tornan adversas, estos escenarios trastocan las estructuras más internas del sujeto, sus sueños y anhelos, su vida pasada y presente y, por mucho, sus posibilidades de construir una idea de sí en el futuro, detalló García Camil.

“Frente a ello, resulta menester propiciar la apertura de espacios emergentes para el pensamiento, remansos para el diálogo y la simbolización, para la reflexión y la introspección, lugares para la reconstrucción del sujeto cultural y es ahí donde la literatura se vuelven un camino”, señaló García Camil.

“Desde el programa ‘Fomento a la lectura’, en el Estado de Coahuila hemos visto que las personas encuentran en los libros y las narraciones una posibilidad para reencontrarse, para revivir en secreto aquello que tiene qué ver con sus propios asuntos, lo cual les permite intercalar sus historias entre líneas”.

Los libros leídos ayudan a veces a soportar el dolor o el miedo, a transformar las penas en ideas y, poco a poco, a recuperarse a sí mismas, señaló la Secretaria de Cultura de Coahuila.


Destacamos






OPINIÓN