Jueves, 07 Marzo 2019 17:26 hrs
» Sureste y Laguna

Aprueban Guardia Nacional; panistas dicen estarán vigilantes

La reforma fue aprobada por unanimidad; asegura diputado Torres Cofiño que si se llegan a presentar abusos de la corporación serán combativos

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- El Congreso de Coahuila aprobó por unanimidad la reforma constitucional para crear la Guardia Nacional.

El Dictamen, presentado por la Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, plantea además reformas a Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública y la creación de la Ley de la Guardia Nacional, la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza y la Ley Nacional del Registro de Detenciones.

Entre las previsiones que corresponden a los Estados y Municipios, se establece la obligatoriedad de una "corresponsabilidad", con aportaciones "cuando soliciten la colaboración de la Guardia Nacional para la atención de tareas de seguridad pública de competencia local".

Señala que para la ejecución del programa, se establecerán las previsiones necesarias en los presupuestos de Egresos de la Federación y de las entidades federativas, "sobre la base de la corresponsabilidad a partir del ejercicio fiscal de 2020".

Los ejecutivos de las entidades federativas, deberán presentarán ante el Consejo Nacional de Seguridad Pública, en un plazo que no podrá exceder de 180 días a partir de la entrada en vigor del Decreto, el diagnóstico y el programa para el fortalecimiento del estado de fuerza y las capacidades institucionales de sus respetivos cuerpos policiales estatales y municipales.

Los coordinadores de las fracciones parlamentarias de Morena, PRI y PAN, José Benito Ramírez Rosas, Jaime Bueno Zertuche y Marcelo de Jesús Torres Cofiño, celebraron las modificaciones por las que se estableció un mando civil, aunque en el caso del PAN, el también Presidente de la Junta de Gobierno resaltó que estarán al pendiente de la implementación y si se llegasen a vulnerar libertades "seremos combativos".

El diputado panista Juan Antonio García Villa, advirtió sobre uno de los artículos transitorios, el quinto, que establece que dentro de los cinco años que se prevén para su completa constitución, el Presidente de la República pueda disponer de la Fuerza Armada Permanente en tareas de seguridad pública "de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria".

Lo anterior ya que además, si bien se prevé un informe del Ejecutivo ante el Poder Legislativo de lo relativo al uso de este cuerpo de seguridad, no se establece ningún mecanismo de sanción en caso de que no se le diera un uso adecuado.

Por su parte, el Coordinador de la Fracción Parlamentaria de Unidad Democrática de Coahuila, Emilio De Hoyos Montemayor, destacó la necesidad de fortalecer a las entidades y los municipios en materia de sus cuerpos de seguridad dentro de la estrategia nacional, lo que no se ha visto en los hechos con el recorte de más de mil millones de pesos en el caso del Fortaseg, por lo que llamó a la actual administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador, a reconsiderar este punto.

El Congreso de la Unión dentro de los 60 días naturales siguientes a la entrada en vigor de este Decreto, expedirá la Ley de la Guardia Nacional y hará las adecuaciones legales conducentes, además de expedir las leyes nacionales que reglamenten el uso de la fuerza y del registro de detenciones dentro de los 90 días naturales siguientes.

LO QUE PREVÉ EL DICTAMEN APROBADO

Entre otras cosas, se especifica que los detenidos por este cuerpo de seguridad deberán presentarse ante autoridad civil sin excepción y con un registro de cada caso y que tratándose de conductas que se presuman como delitos del orden federal, podrá actuar como auxiliar del Ministerio Público.

Resalta que las faltas y delitos cometidos por los integrantes de la Guardia Nacional en el ejercicio de sus funciones serán conocidos por una autoridad civil y define a la Guardia como una institución policial del Estado, de carácter civil, que participará en la salvaguarda de la libertad, la vida, la integridad, y el pleno ejercicio de los derechos de todas las personas, protegiendo su seguridad, sus bienes, así como preservar el orden, la paz pública, los bienes y recursos de la Nación.

El dictamen también establece que deberá coordinarse en el desempeño de sus funciones con las instituciones de seguridad pública y procuración de justicia con que cuenten las entidades federativas y los municipios, según sea el caso, así como con las demás autoridades de la Federación que corresponda, y que dichas autoridades conformarán el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Da atribuciones al Ejecutivo Federal para que a través de la dependencia del ramo de seguridad, elabore los planes, estrategias y acciones en la materia de seguridad. Además de que pueda ordenar, disponer y reglamentar a través "de la Dependencia correspondiente", a las policías auxiliares de las entidades federativas que operen fuera de sus propias entidades, así como a los cuerpos de seguridad privada debidamente autorizados por la Federación, de conformidad con la ley respectiva; asimismo obtener y manejar la información de los Sistemas de Comando y Control.

La reforma plantea la atribución exclusiva del Congreso de la Unión de expedir las leyes que "con respeto a los derechos humanos, establezcan las bases de coordinación entre la Federación, las Entidades Federativas y los Municipios; organicen la Guardia Nacional y las demás instituciones de seguridad pública en materia federal".

De igual forma, la obligación al Presidente de la República de informar anualmente al Senado sobre las actividades de la Guardia Nacional, mismo que estará sujeto al análisis y aprobación del Congreso; y se faculta al Senado para analizar y aprobar la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, en el plazo que disponga la ley, previa comparecencia del Secretario del Ramo.


Destacamos






OPINIÓN