Sábado, 11 Mayo 2019 16:45 hrs
» Sureste y Laguna

Piden abrir expedientes por desaparición de policías

Las esposas de cuatro agentes municipales de Piedras Negras no tienen en claro lo que les ocurrió, y exigen reivindicar su nombre

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- Mujeres que sufrieron la desaparición de sus esposos, que eran agentes de la policía, hace diez años en Piedras Negras, exigieron al Gobierno de Coahuila apoyarles en el esclarecimiento de los hechos que les arrebataron a sus parejas y padres de sus hijos, al subrayar que hasta la fecha no se les ha facilitado el expediente de los casos ni se les ha dado información de cómo va la investigación sobre los hechos.

“Hace cuatro años nos reunimos con el Gobernador Rubén Moreira que fue la única mesa de diálogo que tuvimos con él y con los expedientes… (y) nos salieron con otras cosas que nada qué ver con la desaparición”, expresó Cristal Salas, esposa de Amado Gallegos Cárdenas.

Sostuvo que tienen conocimiento de al menos tres casos más y en cuanto a sus esposos existe una reiterada postura de la Fiscalía del Estado de mantener los expedientes bajo reserva, por lo que no les han informado cuáles son los avances en las indagatorias ni quién ha declarado sobre los casos que fueron denunciados en el nivel municipal, estatal y federal; dentro de los cuales han solicitado la información cada año.

Los cuatro policías desaparecieron el 13 de julio de 2009 en diferentes sitios, uno de ellos del Grupo Operativo, otro el Subdirector de la corporación Rogelio Ramos Hernández y los otros dos oficiales en activo, todo durante la administración municipal de Raúl Vela.

La esposa de José Cuevas Sánchez, Rosa María Domínguez Trejo, explicó que a ninguna de las familias se les otorgó una indemnización, aunque conocen que sus esposos continúan dados de alta en el ISSSTE, y que solicitan se limpien sus nombres para tranquilidad de sus hijos.

Cristal Salas añadió que en el caso de su esposo éste salió de trabajar y como no regresó a su domicilio habló a la corporación, donde le aseguraron que estaba de descanso. En tanto que la esposa de Cuevas Sánchez expuso que en su caso ocurrió algo similar, ya que al no llegar su esposo al trabajo solicitó información sin que se le otorgara e incluso llegaron a amenazarlas instándolas a no presentar una denuncia.

Graciela Salas Vázquez, la esposa del Subdirector de la corporación, indicó que la última información de la Fiscalía fue que no podía facilitarles los expedientes porque no estaban en Saltillo y luego reviraron y les señalaron que eran demasiado extensos para entregarles copia.

Por su parte el Gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís y la Secretaria de Gobierno Olga Sánchez Cordero, se comprometieron a limpiar el nombre de los esposos de las quejosas, y les ofrecieron que serán ejemplo para reivindicar el oficio del policía ante la opinión pública.


Destacamos






OPINIÓN