Martes, 04 Junio 2019 18:19 hrs
» Sureste y Laguna

Hay un sospechoso del multihomicidio en Saltillo y está prófugo

La Fiscalía General confirma las versiones que circulan desde el lunes indicando un conflicto de carácter familiar; hasta ahora se señala a una persona únicamente

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- Un pariente cercano de las cuatro personas que fueron asesinadas en un domicilio de la colonia Latinoamericana en Saltillo, es el principal sospechoso del crimen cometido, y aún se encuentra prófugo de la justicia, informó en rueda de prensa la Fiscalía General de Coahuila este martes.

Su titular Gerardo Márquez Guevara, indicó que hasta ahora la línea definida de investigación apunta a que se trata de un asunto familiar, ya que el presunto homicida es descendiente de tres de los occisos, dos de ellos sus abuelos.

Respecto de las posibles causales comentó que se trata de problemas añejos de carácter familiar que tienen que ver con mala atención, herencia y bienes.

Las autoridades también están investigando los antecedentes de violencia familiar y el hecho de que presuntamente pudiera tener algún tipo de adicción, “y cuando se actúa bajo el influjo de alguna sustancia no se está en estado de imputabilidad”, precisó, aunque dijo todavía no es algo concluyente.

Subrayó que en ningún momento esta situación se vincula a algo relacionado con crimen organizado y el presunto sospechoso dejó algunos indicios al interior de la vivienda para tratar de despistar a las autoridades, lo anterior al referirse al mensaje que fue localizado.

Hasta ahora los avances de la investigación apuntan a un solo actor en los hechos, pero el Fiscal dejó abierta la posibilidad de que pueda vincularse a alguien más ya que se comprobó que fue retirado del lugar un vehículo que se encontraba estacionado afuera del domicilio.

Los hechos probablemente ocurrieron durante las primeras horas del pasado domingo o las últimas del sábado y hasta ahora los médicos legistas indican que de acuerdo a las marcas de los cuerpos, la forma en que fueron ultimados corresponde a arma punzocortante y en algunos casos precedió un estrangulamiento.

Eventualmente la pena máxima a exigir por parte de la Fiscalía sería de 60 años de cárcel aunque ésta podría acumularse, en aproximadamente 30 por ciento más de ese tiempo por cada crimen cometido, expuso el Fiscal.

La Fiscalía ya ha informado a otras entidades de la república para extender la colaboración y tratar de localizar al presunto homicida. No obstante el reporte general de la necropsia podría arrojar, aún sin la localización del responsable, la posibilidad de emitir una orden de aprehensión si los datos arrojan su probable localización.

Alrededor de cinco personas que fueron testigos de alguna parte del desarrollo de los hechos han sido llamadas a declarar hasta el momento por parte de las autoridades.


Destacamos






OPINIÓN