Miercoles, 06 Diciembre 2017 17:55 hrs
» Sureste y Laguna

Indagará Congreso sobre trato a jornaleros agrícolas

Por recomendación de Derechos Humanos recuerdan que se habían comprometido acciones para evitar la explotación laboral; pedirán informe a la Secretaría del Trabajo

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- La Secretaría del Trabajo en Coahuila deberá informar al Congreso local qué acciones se han tomado para evitar la explotación laboral de jornaleros agrícolas, un tema que se ha investigado desde 2007 y que volvió a la agenda pública detonado por una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos motivada por la queja de un campesino veracruzano que en 2015 laboró en un rancho de San Pedro de las Colonias.

Este miércoles la coordinadora de la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso, diputada Georgina Cano Torralva, aseguró que se hará un exhorto a la Secretaría del Trabajo "para que informe el estatus de las acciones que ha emprendido al respecto".

La recomendación 60/2017 de la CNDH emitida con fecha del 27 de noviembre pasado, está dirigida al gobernador del Estado en funciones al momento de la emisión, que era Rubén Moreira Valdés, además de los secretarios federales de Desarrollo Social, del Trabajo y Previsión Social y al Director General del IMSS.

El organismo considera que se violentaron los derechos humanos a trabajo, a la seguridad social, a un nivel de vida adecuado y al interés superior del niño en las personas jornaleras agrícolas que laboran en la entidad. Además de que hubo omisión de las autoridades federales y estatales de inspeccionar y adoptar medidas legislativas, administrativas, económicas, educacionales y sociales, lo que dio lugar a la violación de estos derechos.

Cano Torralva afirmó que se hará un exhorto a los titulares de la Secretaría del Trabajo y de Desarrollo Social a nivel estatal, para que den cuenta de las razones por las que se incurrió en dicha omisión e informen al Congreso sobre el estatus de las acciones que emprendieron luego de que se tuvo el hallazgo de personas que vivían en situaciones infrahumanas en campos de cultivo de la región Laguna entre otras, desde lo cual el gobierno de Coahuila se había comprometido a extender una puntual vigilancia a esta actividad.

“Me parece que es importante estudiar cuál es esta recomendación, cuáles son los puntos a los que no se les ha dado cumplimiento, y desde luego que emitir un exhorto por parte del Congreso a la Secretaría del Trabajo, como vimos la semana pasada se designó ya a quien fungirá como Secretario del Trabajo en esta administración, el día de hoy lo ratificamos en este Congreso por lo cual consideramos oportuno emitir un exhorto para que se atienda este asunto y en lo personal buscaré una audiencia con el Secretario del Trabajo para ver este tema que es sumamente importante”, afirmó.

La CNDH advirtió “falta de coordinación interinstitucional que favorezca la implementación de acciones puntuales, eficaces y eficientes para atender la problemática de las personas jornaleras agrícolas, residentes o migrantes, en un determinado territorio, además de omitir realizar un diagnóstico para identificar causas, problemas y áreas de oportunidad para canalizar estratégicamente los apoyos individuales y colectivos, así como los programas sociales y de infraestructura, para lo cual es importante integrar sistemas de información que permitan tener ,

Ante ello, la Comisión solicita al Gobierno de Coahuila la integración de un padrón de empresas y patrones agrícolas en el Estado, el cual deberá actualizarse de manera semestral, e incorporar los datos suficientes que permitan identificar personas propietarias, domicilio, instalaciones físicas y número de personas jornaleras agrícolas laborando, eventuales y de planta.

En la investigación para armar la recomendación, la CNDH encontró entre otras cosas, que ninguno de los trabajadores cuenta con contrato o documento por escrito que establezca las condiciones de trabajo; no cuentan con seguridad social, el patrón no realiza su afiliación al IMSS y, por ende, no cotizan para una Administradora de Fondos para el Retiro (AFORE), o para el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).

Además, prevalecen las precarias condiciones de estancia para quienes son contratados, y los salarios son en promedio de cien pesos diarios, y 20 pesos para alimentación pero éstos se les pagan hasta el final de su período de contratación que puede ser de hasta tres meses, por lo que se ven obligados a solicitar préstamos que al final se les descuentan del monto total que se les paga. 


Destacamos