Domingo, 15 Abril 2018 12:59 hrs
» Sureste y Laguna

Vasectomía, opción de planificación cada vez más elegida

Por ser sencilla y tener un alto grado de efectividad, cirugía para varones es una favorable alternativa para pareja

Por: Rebeca Rodríguez

Saltillo, Coah.- La planificación familiar involucra un conjunto de acciones a tomar en cuenta cuando una pareja o una persona sexualmente activa va a programar un embarazo, el tiempo entre un hijo y el otro, o  decide que ya tiene el número suficiente de hijos.

El doctor José Ángel Hernández Solano, encargado de planificación familiar de la Unidad Médica familiar 82 del IMSS, explica que los métodos anticonceptivos se dividen en hormonales y obstructivos o de barrera, y pueden ser temporales o definitivos.

Precisamente sobre estos últimos detalla que en el caso del sexo femenino la cirugía se llama Oclusión Tubaria Bilateral (OTB) y Vasectomía para los hombres.

Hernández Solano platica con satisfacción que cada vez con más frecuencia los hombres se acercan a solicitar información y someterse al procedimiento dejando de lado el machismo. En temporada regular, en la UMF 82 en promedio cada día se opera una persona, los días lunes y jueves a dos o tres, mientras que durante las campañas de planificación familiar se realizan entre 60 y 70 vasectomías, y la media de edad de quienes dan el paso va de 30 a 35 años de edad.

La vasectomía sin bisturí tiene un nivel de efectividad de 99.9 por ciento y es un procedimiento que se hace de manera ambulatoria, con anestesia local y dura entre 15 y 20 minutos, la recuperación es de siete días de los cuales solamente tres se necesita un reposo relativo. El varón entra y sale caminando del consultorio.

El doctor dice que en su caso suele citar a la pareja, conversa con ambos y les explica el procedimiento y aclara las dudas, como el que no se reduce el deseo sexual, la sensibilidad ni la virilidad, que es una de las preocupaciones principales de los varones.

Añade que se pide al paciente acudir con el área genital rasurada, usar ropa interior cómoda, que sea ajustada, y estar acompañado; se llena el expediente, y procede a colocar anestesia en la piel del escroto, hace un corte de máximo medio centímetro mediante el cual toma los conductos deferentes, es decir por los que transitan los espermatozoides, los liga y hace un corte de medio a un centímetro; después se repite el procedimiento del otro lado. Aclara que no es doloroso, solamente un poco molesto, y la herida se cierra con un vendolete, no hay suturas, ni puntos que retirar. El médico proporciona analgésico, antiinflamatorios y antibiótico preventivo.

El especialista dice que este procedimiento se ofrece como un método definitivo, sin embargo, es reversible si se desea pero la inversión para conseguirlo es alta y la efectividad  de revertirlo no está garantizada, sumado a que las instituciones públicas no lo ofrecen; además si el paciente se operó hace más de cinco años se reduce la posibilidad de que vuelva a ser papá nuevamente de forma natural.

Posterior a la cirugía, el paciente es acreedor a máximo siete días de incapacidad laboral, dependiendo de cada caso; durante siete días el varón debe abstenerse de actividad sexual. El doctor sugiere regresar al consultorio al término de  ese plazo para supervisar  la herida, así como la indicación de que se realice un conteo espermático una vez que el varón haya completado 30 eyaculaciones o relaciones íntimas, con esto el médico proporciona la garantía al varón es totalmente estéril, pues se han vaciado totalmente los residuos de los conductos.

Destacamos