Viernes, 15 Marzo 2019 18:47 hrs
» Sureste y Laguna

Autorizan incremento de 2 pesos a transporte urbano

Los combustibles llevan en lo que va del año un incremento mayor al 10%; concesionarios vuelven a comprometerse en la modernización del servicio

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- Con 11 votos a favor y 7 en contra, el Ayuntamiento de Saltillo aprobó del incremento al transporte público en dos pesos, aplicados a la tarifa general en prepago pasó de 9 a 11 pesos, en tanto que en efectivo se incrementó de 11 a 13 pesos; la tarifa preferencial se quedó en seis pesos.

Regidores del Partido Acción Nacional y Morena votaron en contra, en tanto que los del PRI lo hicieron a favor, al igual que el alcalde Manolo Jiménez. El regidor panista Carlos Orta Canales, consideró que si bien se justifica en parte la solicitud por parte de los concesionarios dados los incrementos al combustible, lo cierto es que no se cumplió con los requisitos que marca la Ley Estatal de Transporte y Movilidad Sustentable.

Indicó que los combustibles han aumentado de precio en 11.20 por ciento en lo que va del año, “y si va a la misma velocidad estamos entendiendo que se vaya al 50 por ciento en un año, cuando en todo el sexenio de Calderón se aumentó 60 por ciento y con Peña Nieto se fue al 66 por ciento”, expuso, al añadir que en el caso del diesel, éste ha aumentado más del 36 por ciento.

No obstante, la ley señala un estudio profundo de ascensos y descensos durante una ruta completa para analizarlo, lo que no se presentó; así como un análisis de precios unitarios donde desmenuzaron lo que consumen, lo que gastan y el promedio de ingresos por viaje, este último que sí se presentó.

Apuntó que la ley también indica que son obligaciones de los transportistas prestar el servicio público de manera regular, continua, permanente, acatando las normas de calidad y operación y calidad establecidas en el título de concesión y permiso correspondiente; “sabemos que no están cumpliendo y cada vez que hay aumento firmamos un convenio como lo hicimos ahora”.

Subrayó que al menos cinco de los siete puntos son idénticos a los signados en la administración anterior ante notario; y entre ellos los que no se han cumplido es el retiro de los camiones chatarra, que deben salir de circulación a los  12 años, además de mejorar las unidades en el exterior e interior pero sólo 127 de 600 que circulan han realizado estos cambios.

“Ya admitimos eso (el aumento) y apenas algunos han cumplido”. Otro de los compromisos fue la creación de la Caja Común, que sostuvo también se tiene desde la administración anterior, donde quienes recogen menos usuarios y ganan menos o muchos pierden, pueden acceder a utilidades de manera equitativa; sin embargo se incumplió con la creación de un fideicomiso y en su lugar sólo se signó un convenio, “supuestamente con candados para que parezca fideicomiso pero no están cumpliendo con el fideicomiso”.

Comentó que ante ello se presta a la posibilidad de que no se cumpla con la certeza del uso de los fondos, “porque se lo pueden gastar, pierde candados, transparencia, certeza y muchas cosas más”.

El regidor indicó que la ley también prevé que el diez por ciento de los asientos en cada unidad sea para personas con discapacidad, adultos mayores y mujeres embarazadas, pero no se ha logrado,  “los horarios tampoco”.

Dijo que tampoco se ha evaluado en qué medida se ha cumplido con los últimos compromisos signados por los concesionarios, por lo que cuestionó que se ataque realmente y de fondo el problema de la falta de calidad en el transporte en la ciudad.

Se pronunció porque se dé una mayor vigilancia al transporte y se aplique la ley en la materia, para garantizar un buen servicio a los usuarios luego de que ya se aprobó el incremento.


Destacamos






OPINIÓN