Lunes, 28 Septiembre 2015 20:49 hrs
» Vida Sana

Cuida las porciones que comes

El que mide la satisfacción del hambre y la cantidad que debemos comer, es el estómago

Cuida las porciones que comes
28/Septiembre 20:49 hrs
»Vida Sana
El refresco hace 30 años se vendía en botellas de vidrio en una porción de 300-400 mililitros, ahora la más pequeña comercial es de 600 mililitros
AUTOR
Tipo jpeg
Tamaño 1.23 MB
Pixeles 2362 x 1575 px

DESCARGAR
Por: Viridiana Martínez, Nutrióloga

Saltillo, Coah.- Uno de los cambios que se han dado en la alimentación humana, es el tamaño de las porciones y esto es debido al marketing, ya que las compañías industriales quieren que consumamos más.

Por ejemplo, el refresco hace 30 años se vendía en botellas de vidrio en una porción de 300-400 mililitros. Y ahora la más pequeña comercial es de 600 mililitros, antes no había presentación familiar y ahora puedes encontrar hasta de tres litros y esto es para que ingieras más y siempre la tengas disponible.

Otro ejemplo es los restaurantes de comida rápida, cuando empezó el más conocido de hamburguesas americanas, la porción de papas y la hamburguesa fácilmente  cabían en la palma de la mano y el refresco no pasaba de ser un vaso de 200 mililitros, ahora cualquier hamburguesa la tienes que sostener con las dos manos, las papas son casi el doble y el refresco más chico es mínimo el doble del que antes se proporcionaba entre 300-400 mililitros.

Es importante que analicemos bien este punto porque el que mide la satisfacción del hambre y la cantidad que debemos comer es el estómago, el cual está compuesto por fibras musculares que son elásticas, o sea lo podemos agrandar y mientras más grande sea, más alimento nos cabe, lo que a lo largo del tiempo nos ocasiona obesidad.

Para poder darnos una idea de cuánto debo comer, el estómago de un adulto debe de quedar satisfecho con un plato que mida de largo de su diámetro 22 centímetros y un vaso de agua.

Otra medida y hace que se satisfaga a nuestro estómago de una forma más rápida,  es la proteína (alimentos de origen animal), cuya porción es la que corresponda al tamaño de nuestra palma de la mano, ya sea pollo, pescado, atún, res o cerdo. Y en el desayuno o cena debe ser la mitad de lo que quepa en la palma de la mano.

De verduras y ensalada fácilmente podemos consumir de una a dos tazas de verdura, si es fresca nos llenaremos más rápido que la cocida.

También si agregamos a nuestro platillo una cucharadita de aceite vegetal a la hora de cocinar esto también realizará la actividad de satisfacernos más rápida.

No olvides que sólo debes consumir la cuarta parte del plato de carbohidratos (pasta,  arroz, frijoles o tortillas), la otra cuarta parte verduras y casi la mitad de proteína.

Recuerda,  ¡todos los excesos son malos!

 



Destacamos






OPINIÓN