Jueves, 08 Noviembre 2018 19:06 hrs
» Sureste y Laguna

Anticipan prevalecerá incertidumbre por acuerdo comercial

La nueva conformación legislativa en Estados Unidos podría implicar cambios a lo ya pactado; y México se mantiene alejado de los actores políticos relevantes

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- Agustín Barrios Gómez, quien lidera el Grupo de Trabajo sobre el Futuro de la Relación Bilateral México – Estados Unidos, en el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, advirtió en Saltillo que la incertidumbre sobre el nuevo acuerdo comercial continuará durante el primer trimestre del siguiente año, dado que aún no se firma y en la conformación de las nuevas cámaras legislativas en el vecino país volverá a “meter ruido”, aunque se firme antes de culminar la presente administración.

Indicó que en México esta relación bilateral tiene el estatus de Tratado, lo que significa que para su aprobación debe pasar por la aprobación de la Cámara de Senadores con mayoría calificada; en tanto que en Estados Unidos el estatus es de Acuerdo, que significa que pasará tanto por el Senado como la Cámara de Representantes, y debe pasar por una mayoría simple.

Al ser los demócratas quienes ganaron la cámara alta, en principio no habría problema pero es muy posible que se le dé un trato político por lo que no aprobarán algo que viene del presidente Donald Trump, quien es republicano.

Señaló que el error de México es que no ha estado presente en los debates de los protagonistas políticos de aquél país, lo que ya había ocurrido al inicio del tratado y sí hubo la presencia a través de la asesoría de un mexicano: Luis De la Calle, quien asesoró a Al Gore en 1992 durante un debate presidencial protagonizado con su entonces más certero opositor: Rose Perott.

Indicó que ante ello nos encontramos en una situación débil con respecto a que no se ha defendido ante la clase política el beneficio que el tratado tiene en la economía estadounidense, ya que sólo las relaciones comerciales del país con el Estado de Texas, supera por mucho toda la relación de ese país con todo el Continente Americano, lo que  implica una dependencia importante del aparato productivo estadounidense.

“Como no hemos estado presentes, otra vez estaremos sujetos a los vaivenes políticos de Estados Unidos”, advirtió.

Dijo que el tratado en un principio no fue un tema comercial sino de seguridad nacional, y fue el ex presidente Ronald Regan quien se dio cuenta de que la seguridad y prosperidad de su país dependía de un México cooperativo y estable; “no dicho por mí, dicho por el Pentágono… es un Tratado Geopolítico de Seguridad Nacional para Estados Unidos”.

Expresó que México no ha asumido su importancia en las decisiones del vecino país y además se ha visto mermado por el tema de la violencia, por lo que se entró a la negociación relativamente débil.

Añadió que uno de los objetivos del grupo de trabajo era que se estampara en el acuerdo la firma de Donald Trump, cosa que no se ha logrado, sin embargo sí se logró que en la mayoría de las acciones se manejara un “control de daños” para México.

Indicó que se espera la firma para antes del primero de diciembre por parte del Presidente Enrique Peña Nieto, pero aún con la firma de los dos mandatarios se retomará por el sistema legislativo en todos los países, por lo que quedará en Estados Unidos la posibilidad de que se reabran algunas problemáticas.


Destacamos






OPINIÓN