Especiales
Martes 17 de Mayo del 2022 09:25 hrs

Claman mexicanas alto a violencia de género

De acuerdo con legisladoras en promedio son 14 mujeres las que desaparecen al día en México

Analizan instituciones el impacto a la crisis de violencia, desapariciones y la discriminación que millones viven solo por ser mujeres en el país

PRIMERA PARTE

Ciudad de México.- Ante la necesidad de atender una crisis de violencia de género, reducir la incidencia de feminicidios y las desapariciones de mujeres en todo el país, el Senado, la Cámara de Diputados, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) entre otras instituciones analizan y emplean mecanismos para revertir la crisis de género que azota al país.

En el caso de la Cámara alta, la Comisión Especial encargada de dar seguimiento a los casos en el Senado se reunió con Jimena Enríquez, titular de las Unidades de Prevención de Violencia y Delito de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y Fabiola Alanís Sámano, comisionada nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres.

La reunión permitió exponer la preocupación de una problemática que a nivel nacional crece y se visibiliza con más frecuencia. Las legisladoras integrantes de la Comisión coincidieron en la necesidad de evaluar, reformar y concientizar a los sistemas de justicia, ya que las legisladoras advierten que en promedio son 14 mujeres las que desaparecen al día en México.

A la par de esta espeluznante cifra, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana SSPC) alertó que en 2019, se registraron alrededor de 197 mil llamadas de emergencia; para 2020 esta cifra subió a 260 mil, es decir, 63 mil llamadas más, lo que representa un aumento de 30 por ciento. Mientras que, en 2021, aumentaron las llamadas, llegando casi a 300 mil.

Por otro lado, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) advierten que la violencia de género también se refleja estructuralmente en el acceso a las mujeres a condiciones de equidad e igualdad ante conductas de discriminación que eran normalizadas.

Por ejemplo, en el ámbito educativo, 5.5 por ciento de las mujeres mayores de 15 años aún son analfabetas, y si son indígenas el porcentaje aumenta a 36 por ciento, lo que significa que casi 4 de cada 10 mujeres de este grupo no saben leer ni escribir.

Asimismo, en el ámbito laboral, las mujeres únicamente destinan un tercio de su tiempo al trabajo remunerado, mientras que 67 por ciento se dedica al trabajo no remunerado; además, en materia de seguridad, 7 de cada 10 mujeres no se sienten en libertad de riesgo, considerablemente distante respecto a los hombres.

Por otro lado, de acuerdo con datos del Instituto Belisario Domínguez, presentados durante la inauguración del diplomado “Violencia política contra las mujeres por razón de género” en Quintana Roo, las cifras estén creciendo en torno a esta problemática, pues las denuncias por violencia política de género se incrementaron 40 por ciento en 2021, con respecto a 2018.

‘CHOCAN’ CIFRAS DE FEMINICIDIO CON LA REALIDAD

A principios de 2020, varios casos de feminicidio de alto perfil, incluido el asesinato de una menor, provocaron protestas generalizadas en todo el país. Según los datos del Proyecto DATA para registrar Eventos y Locaciones de Conflictos Armados o Armed Conflict Location & Event Data Project (ACLED), en México hubo aproximadamente 359 manifestaciones contra la violencia de género en 2020, lo que representa un aumento del 76 por ciento con respecto al año anterior.

Asimismo, la Organización índice de Paz México alertó que de 2015 a 2020, las cifras y la tendencia al alza de feminicidios fue alarmante, ya que creció un 116 por ciento, sin importar todas las acciones, campañas y convenios de colaboración firmados por las instituciones, uno de los reproches más sonados por las organizaciones y colectivos feministas: no importan las firmas ni las alianzas si las mujeres siguen desapareciendo para ser halladas muertas.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Jimena Enríquez, la titular de las Unidades de Prevención de Violencia y Delito de esta dependencia federal insistió en que en marzo del presente año, el delito por feminicidio registró una baja de 29 por ciento, respecto a su máximo histórico, que fue en agosto de 2021.

Asimismo, refirió que en 2020 se abrieron 949 carpetas por el delito de feminicidio; en 2021, se tuvieron 977 carpetas, de las cuales, 12 por ciento corresponden a menores de 18 años.

Ante este panorama adverso y violento que viven principalmente las mujeres y niñas, subrayó que desde la SSPC se impulsan diversas estrategias que se despliegan en todo el territorio nacional y los 50 municipios con mayor incidencia en delitos de género.

“Sin embargo sabemos que se deben redoblar los esfuerzos y no bajar la guardia, porque también se sabe que los principales feminicidas son frecuentemente las parejas, exparejas o los conocidos de las víctimas”, expresó.

Y en efecto, la realidad es que todos los días se evidencia la desaparición de mujeres, así como actos de violencia intrafamiliar que terminan con el asesinato de las mujeres: ¿las razones? Desde buscar la separación, exigir un alto al maltrato contra ellas y sus hijos o en algunos casos como respuesta a conflictos como infidelidades o conductas nocivas de celos por parte de sus parejas.

HOMOLOGAR Y ENDURECER CASTIGOS

La presidenta de la Comisión Especial en el Senado, Gabriela López Gómez, señaló que los sistemas de justicia penal, en su conjunto, necesitan evaluarse exhaustivamente y reformarse, para garantizar que las mujeres que buscan justicia y protección, sean tratadas de manera adecuada y profesional.

Sin embargo, advirtió que la legislación de nuestro país en materia penal sustantiva, en su gran mayoría, corresponde a los congresos locales, por lo que actualmente existen diferencias y discrepancias en las sanciones, las penas privativas de libertad, penas pecuniarias y las agravantes.

Por ello, destacó que entre los tres principales ejes que la Comisión Especial trabajará, se encuentra la homologación del marco jurídico de las 32 entidades federativas, para alinear todos los tipos de violencia contra las mujeres.

HAY UN ABANDONO SOCIAL DE 30 AÑOS

Asimismo, la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), Fabiola Alanís Sámano, aseveró que las mujeres, particularmente las más jóvenes, son uno de los sectores del pueblo de México a quienes más se les abandonó, discriminó y excluyó sistemáticamente durante más de tres décadas.

Derivado de este abandono institucional y social, enfatizó, surgen los casos de feminicidios y homicidios dolosos contra mujeres, niñas y adolescentes. En ese tenor, informó que en 2021 se registraron 277 casos de muertes violentas de niñas y adolescentes; sin embargo, dijo que es la cifra más baja de este delito desde 2017.

Ante este panorama, asentó que se emprendió una cruzada nacional para prevenir, combatir, denunciar y erradicar el abuso sexual infantil y adolescente: “desde la Conavim tenemos un sistema de monitoreo para identificar estos casos y actuar de inmediato con las Fiscalías Especializadas”, puntualizó.

UN PANORAMA MUY ADVERSO

En su oportunidad, la senadora Nuvia Magdalena Mayorga Delgado, del PRI, dijo que es fundamental trabajar y destinar recursos para el tema de prevención, tanto con los gobiernos locales, como municipales, pues no se atiende ni el 1 por ciento de las denuncias de violencia de género.

La senadora Josefina Vázquez Mota, de Acción Nacional, señaló que, en México, hay alrededor de 5 millones de menores de edad que son violentados sexualmente en este momento, crímenes que quedarán impunes.

Por Morena, la senadora Martha Lucía Micher Camarena denunció que uno de los mayores obstáculos para erradicar la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes son las Fiscalías, ya que no les interesa la vida de las mujeres y “solamente cuando estamos muertas se preocupan”.

A DETALLE

*Senadoras del PRI, PAN y Morena advirtieron que la pandemia mostró la realidad de violencia cotidiana, pues durante el aislamiento social, la violencia que viven mujeres y niñas al interior de sus hogares se incrementó 15 por ciento.

*De acuerdo con datos de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), la mitad de las muertes violentas de niñas y adolescentes, se concentran en el Estado de México, Guanajuato, Zacatecas, Jalisco, Michoacán y Chihuahua. Además, puntualizó que el 7.4 por ciento de los feminicidios corresponde a mujeres menores de edad.

*También alertaron que en 2019, se registraron alrededor de 197 mil llamadas de emergencia; para 2020 esta cifra subió a 260 mil, es decir, 63 mil llamadas más, lo que representa un aumento de 30 por ciento. Mientras que, en 2021, aumentaron las llamadas, llegando casi a 300 mil.

*En 2020 se abrieron 949 carpetas por el delito de feminicidio; en 2021, se tuvieron 977 carpetas, de las cuales, 12 por ciento corresponden a menores de 18 años.