Especiales
Viernes 04 de Diciembre del 2020 12:03 hrs

Diabetes y tabaco, una relación de riesgo


El consumo de tabaco acelera la progresión de la enfermedad y contribuye a que se generen otras complicaciones

Saltillo, Coah.- La alimentación en el paciente con diabetes es uno de los pilares fundamentales para que el control de la enfermedad sea efectivo, por lo que es recomendable seguir un plan saludable y procurar la activación física para mantener el nivel de glucosa en la sangre dentro de los límites deseados, explicó Ramsés Rodríguez Ponce, nutriólogo Cuántico.

Señaló que la diabetes es una enfermedad que está causando estragos inimaginables, no sólo ahorita con el tema del covid-19, si no que ha estado avanzando en índices de morbilidad y mortalidad en el mundo.

Rodríguez Ponce mencionó que la mayoría de las personas con este padecimiento, están teniendo problemas del sistema circulatorio, del sistema nervioso, muscular, incluso en el metabolismo con serias afectaciones.

Expuso que una dieta saludable se refiere a que esté acorde a la fisiología de la persona y en el caso de la diabetes, se debe complementar con un tratamiento farmacológico y hábitos de vida adecuados.

Como fundamental, recomendó, dejar de fumar, ya que acelera la progresión de la enfermedad, además favorece la producción de tejido fibrótico y el riesgo del posterior desarrollo de cáncer de páncreas.

Dijo que la activación física, ayuda a prevenir o relentizar la evolución de las complicaciones asociadas con la diabetes.

El ejercicio aumenta el gasto calórico y ayuda a mantener el peso adecuado; mantener los niveles de colesterol y triglicéridos en rango normal; la tensión arterial dentro de límites normales; mejora la vascularización del corazón y aumenta la sensación de bienestar.

Gracias a los alimentos que se ingieren, dijo, el organismo recibe las sustancias necesarias para su funcionamiento saludable, además de las vitaminas, minerales, existen los carbohidratos, proteínas y grasas que son lo macronutrientes y en este caso, el enfoque especial es en los carbohidratos porque son los causantes de que se eleve la azúcar en la sangre.

Recomendó repartir la ingesta de alimentos de cuatro a seis veces al día, evitando el picoteo. Evitar el azúcar, los jugos, refrescos, galletas, repostería, dulces en general, para evitar el aumento de peso y el riesgo cardiovascular principalmente.

Preferible el consumo vegetales y en menor medida los lácteos, disminuir el consumo de grasas y proteínas como embutidos, quesos y carne procesada en general. Moderar el consumo de sal y el alcohol.

Como la principal grasa para cocinar, citó el aceite de pepita de uva o de aguacate, más natural y mejor, además que no cambian sus propiedades organolépticas.

Las propiedades organolépticas son todas aquellas descripciones de las características físicas que tiene la materia en general, según las pueden percibir los sentidos, como por ejemplo su sabor, textura, olor, color o temperatura.

“Insisto, la mitad del plato deben ser vegetales; un cuarto de proteínas y el otro cuarto de carbohidratos o leguminosas. Las frutas se deben incluir en aguas frescas o como snacks, pero el desayuno, comida y cena con esa proporción”, precisó.

Aunado a la alimentación saludable y cambios de hábitos, Ramsés destacó la importancia de manejar el estrés que principalmente se manifiesta en personas aprensivas al querer tener el control de toda situación.

Este miércoles, no te pierdas al especialista Ramsés Rodríguez en la sección Nutrición Cuántica con el tema “Cómo vivir sin preocupaciones”. Te esperamos a
las 19:30 en el espacio de noticias “Frecuencia Coahuila”, a través de Infonor Radio.