México
Viernes 01 de Julio del 2022 21:23 hrs

Exhibe asesinato de jesuitas a comunidades abandonadas

La Universidad Iberoamericana condenó el asesinato de los sacerdotes jesuitas e hizo un llamado a la comunidad universitaria para apoyar a las comunidades vulnerables del país.

Lamentan académicos que un clima de violencia demuestra que decenas de comunidades, en su mayoría indígenas, permanecen vulnerables y sin apoyos institucionales

Ciudad de México.- Acontecimientos como el asesinato de los jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, en Cerocahui, Chihuahua, revelan las condiciones de olvido, abandono y exclusión que viven muchas comunidades en el país, de acuerdo con Ricardo Ortega Soriano, director del Departamento de Derecho en la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México.

Lo sucedido ayer en Chihuahua es síntoma de una serie de procesos profundamente dolorosos que se han vivido en los últimos años en el país, “revelados por un clima sistemático de violencia que hace todavía más graves los impactos que sufren ciertos grupos que históricamente han sido desaventajados o excluidos de la sociedad”, subrayó el abogado.

Asimismo, la doctora Alma Polo Velázquez, directora de la División de Estudios Sociales de la misma universidad manifestó que en estos momentos tan dolorosos para la comunidad jesuita, “es más importante que nunca saber cuál es nuestro compromiso como comunidad universitaria”.

Tras el asesinato de los Padres, que “lamentamos enormemente”, comentó que es responsabilidad de la Iberoamericana, como comunidad universitaria, buscar cómo generar los cambios que tanto necesita México ante sucesos como estos.

La indignación aflorada, apuntó, debe ir acompañada de la construcción de esperanza, de la convicción de que la justicia y la reparación deben imperar, y que la unidad debe prevalecer, no sólo como profesionistas, sino como sociedad que exige paz y justicia.

“Gran tarea tenemos todos y todas por delante, y como ha mencionado recientemente nuestro Rector Luis Arriaga, estos hechos nos deben dar la fuerza para cumplir con nuestra Misión de construir un mundo más justo, libre y lleno de vida”.