Centro
Lunes 26 de Julio del 2021 17:50 hrs

Miden en simulacro capacidad de respuesta de cuerpos de auxilio


En esta ocasión se realizaron en oficinas públicas, empresas paraestatales y privadas

Monclova, Coah.- Con una respuesta de reacción de menos de dos minutos efectuaron los simulacros de siniestros en dependencias federales como el SAT, y empresas paraestatales como Pemex y CFE, informó Julio Ríos Cortez, comandante de Bomberos, en el Día Nacional de Protección Civil.

En las oficinas del Servicio de Administración Tributaria (SAT), simularon un connato de incendio por lo que el personal del edificio debió salir al patio y esperar la llegada de los cuerpos de auxilio que controlara la situación.

En las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en el centro de distribución y almacenamiento de Pemex y en la guardería del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y en SAT se lleva a cabo el simulacro de forma simultánea, mientras que en la empresa Quality Tube, se hizo más temprano.

“No estamos exentos de un connato de incendio y con las altas temperaturas en nuestra ciudad, nuestra preocupación es el alto consumo de energía dentro de los climas de las oficinas, pudiera generar una sobrecarga en los transformadores o en alguna de las líneas”, señaló el comandante de Bomberos.

Destacó que debe darse realce al evento (el simulacro) porque es importante que los empleados sepan cómo actuar ante una emergencia, puedan mantener la calma, saber usar un extintor o llamar a los servicios de emergencia.

Esta semana van a realizar más simulacros de diversas eventualidades donde quieren hacer el desplazamiento de los trabajadores pues cada región tiene sus riesgos y en la las empresas son participativas, dijo.

Los simulacros de las dependencias federales estuvieron supervisadas por el Comité Local de Ayuda Mutua (CLAM), compuesto por personal de varias empresas y que opera en la región Centro en apoyo a cualquier situación de emergencia donde los cuerpos de protección civil y seguridad quedan rebasados en capacidad de personal y equipo.

Ríos Cortez comentó que hay coordinación con el CLAM y nunca se duda en llamarlos cuando necesitan apoyo en alguna contingencia como, se recordará, la explosión de una unidad cargada de metanol en ejido Celemania y una explosión en la empresa Takata.