Lunes, 23 Julio 2018 10:38 hrs
» Sureste y Laguna

Las dos caras de la reforma educativa

La polémica vuelve a estar en la agenda pública al ser una de las promesas del virtual Presidente electo modificar lo que se ha establecido en ese rubro

Por: Francisco De La Peña López

Semanas después de las elecciones con Andrés Manuel López Obrador como presidente electo vuelve a sonar el tema de las reformas estructurales. Andrés Manuel lleva años hablando de la ineficacia de estas reformas y vale la pena conocer más del tema.

Primero que nada ¿Qué es la reforma educativa?

Es una reforma constitucional impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto entre el 2012 y el 2013. Esta reforma se basa en tres objetivos para mejorar la educación en nuestro país.

El  primero de estos es mejorar la educación básica profesionalizando al docente, mejorando las instalaciones y las polémicas evaluaciones periódicas.

El segundo objetivo consiste en reducir la desigualdad de acceso a la educación en la que se encuentra nuestro país.

El último objetivo es básicamente involucrar a los padres y la sociedad Mexicana en la educación.

¿Cuál es el lado bueno de la reforma educativa?

-       Con las evaluaciones a los maestros se busca terminar con la venta y herencia de plazas. En teoría al evaluar a los maestros y recompensar a los mejor cualificados se termina con la problemática. Pero esto solo en teoría. Maestros de Guerrero y Oaxaca afirman que esta práctica continúa y la declaración no cuenta con cifras que la respalden.

-       Se ha reorganizado el sistema educativo nacional. En otras palabras un sistema anticuado en el que los alumnos no aprendían está cambiando. Aun está por verse si el cambio es para mejor o para peor pero es imposible negar que el cambio existe.

-       Actualmente hay cuatro veces más escuelas de tiempo completo que las que había antes de la reforma educativa. Este objetivo sin duda fue alcanzado

-       La asistencia escolar ha ido en aumento mientras la deserción disminuye según datos del INEGI

¿Cuál es el lado malo?

-       Otra vez las evaluaciones, uno de los puntos más polémicos. En la reforma educativa se menciona la importancia de que los alumnos no solo memoricen sino que aprendan. Un examen es la mayoría de las veces una prueba a la memoria no al aprendizaje. Los maestros inconformes con esta política afirman que una buena puntuación en una evaluación no está directamente relacionada con la habilidad de enseñar.

-       La imposición de la reforma. Que de repente se cambie tu ambiente de trabajo en el que llevas años sin que siquiera te pregunte no debe de ser fácil. Los maestros en contra de la reforma reclaman que se les debió haber consultado antes de un cambio tan brusco.

-       Por último un argumento que vale la pena puntualizar es que la reforma busca culpar al maestro. Los opositores reclaman que la reforma busca responsabilizar al maestro del bajo nivel de educativo en lugar de reconocer la poca aportación de recursos por parte del estado.

¿Qué quiere cambiar AMLO?

Antes de comenzar con las proposiciones del presidente electo es de suma importancia notar que López Obrador afirma “No responderemos a una imposición con una imposición; en cambio, se consultarÁ a la gente si tales reformas se mantienen o se cancelan”

Pero en efecto, quiere realizar los siguiente cambios

-       Considerar a los maestros y padres de familia en la modificación de la actual reforma educativa.

-       Eliminar la evaluación de maestros que ha llevado la reforma . El Presidente electo afirma que las evaluaciones son falsas y que al final los maestros quedan a expensas de la arbitrariedad. Afirma que la evaluación va a continuar pero no de la forma injusta que ha llevado la reforma educativa

-       López Obrador planea garantizar el 100% de la cobertura de la educación y de paso eliminar los exámenes de admisión en las escuelas.

-       Reiteró el apoyo económico mediante becas especialmente en el nivel medio, medio superior y superior.

En conclusión la reforma educativa tiene su lado bueno y su lado malo. No se va a eliminar del todo pero va a cambiar. Se le dará un nuevo sentido de legitimidad por medio de la consulta a la sociedad, sindicatos y maestros en general. Todo lo que se haga será con una mejor educación en mente.


Destacamos






OPINIÓN