Centro
Martes 17 de Mayo del 2022 09:12 hrs

Advierten de riesgos en “dietas milagro”


Los regímenes demasiado estrictos no son recomendables, lo ideal es adoptar hábitos saludables

Saltillo, Coah.- Las dietas “milagro” o excesivamente restrictivas representan un riesgo para la salud y en la mayoría de los casos provocan el famoso “rebote”: en poco tiempo, se vuelve a subir de peso y en ocasiones más de lo que se bajó.

El especialista en nutrición del Hospital General de Zona (HGZ) No. 7, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Oscar Cuevas Alvarado, explicó que el secreto para bajar no es dejar de comer, sino hacerlo en pequeñas cantidades, evitar los ayunos prolongados, la comida rápida (pizzas y hamburguesas) y el abuso en los hidratos de carbono.

Lo ideal es adoptar hábitos saludables como son consumir al menos una porción de verdura en el desayuno comida y cena, incluir cereales integrales, comer una porción de alimento de origen animal bajo en grasa, limitar los de alto contenido de sodio, grasas saturadas y azúcares agregados y elegir frutas de temporada.

La salud es muy importante, por lo que el IMSS hace un llamado a no consumir “productos milagrosos” que prometen al ingerir polvos, licuados, batidos o pastillas la disminución de peso de manera rápida sin esfuerzo alguno; este tipo de suplementos son peligrosos porque ponen en riesgo tu salud, algunos pueden ocasionar complicaciones en el hígado, colón, alergias o incluso la muerte.

Los regímenes demasiado estrictos no son recomendables porque se basan en la omisión de algunos nutrimentos tales como carbohidratos. Otros son a base de líquidos y eliminan las grasas. En síntesis, evitan que se consuman todos los nutrientes y ocurra una descompensación, comentó.

La mayoría de las personas que optan por ponerse a dieta buscan alcanzar un objetivo inmediato para tratar de verse mejor, lo cual no es malo pero contribuye poco al mantenimiento de los hábitos y al desarrollo de una vida activa y sana.

A decir del especialista, si se desea perder peso en forma saludable, es necesario modificar los hábitos de vida e incorporar una rutina de ejercicios especiales para reducir tallas y peso de acuerdo a la necesidad de cada persona. Se debe asegurar que se ingieran todos los nutrientes en proporciones y cantidades necesarias.

Abundó que es un error utilizar métodos que le funcionaron a la vecina o a algún amigo o amiga, ya que cada persona es diferente y para establecer un régimen de alimentación es necesario considerar la estatura, talla, el estilo de vida y el consumo calórico que es variable en cada ser humano conforme a la actividad que realiza.

Recordó que el IMSS cuenta con servicios de nutrición a los cuales se puede acceder a través de la consulta de medicina familiar, en esta área se realiza un plan acorde a las necesidades calóricas de cada usuario, concluyó.