Especiales
Viernes 22 de Octubre del 2021 05:38 hrs

Escribir para atrapar a través de palabras, personajes e historias


En una entrega más de la zaga "Los niños del mezquite", Quitzé Fernández narra el fantástico viaje de un niño a la comunidad de los indios Neopacoa

Saltillo, Coah.- “Cuando somos niños, todos somos iguales porque tenemos poco conocimiento del mundo alrededor” señala el escritor Quitzé Fernández Bonilla, al preguntarle sobre su experiencia como autor de libros para un público infantil.

Como padre de una niña de 4 años, señala que su hija antes de saber qué era un Ipad o una computadora tuvo revistas y libros a la mano y por ello considera que escribir para la generación actual es muy similar a lo que siempre lo ha sido, que es atraparlos a través de diferentes palabras, ilustraciones, escenarios, personajes e historias como animales que hablan, y agrega entusiasmado y concluye: “Los niños de 0 a 85 años quieren seguir leyendo, les gusta”

Fernández Bonilla nació en Torreón, Coahuila, y es autor de títulos como “La mujer que encontró dinosaurios en su casa”, “Xico, el pueblo de María Magdalena: Crónica de una fiesta popular” “Cazuelas de sierra y desierto”, además de haber sido ganador del Premio Nacional de Periodismo y Divulgación Científica, Conacyt, y del Premio Nacional de Periodismo “Rostros de la discriminación”

“El niño que se quedó a vivir arriba de una nube” es otro de los textos del autor y se presentará este miércoles 22 de septiembre en la Feria Internacional del Libro, a propósito del mismo platica que se trata de una entrega más de la saga “Los niños del mezquite”. El novelista detalla “Es distinta a lo que he publicado, esta vez quise escribir algo que rozara más en lo fantástico, no fantasía -que de acuerdo a algunos autores es esa extrañeza del mundo cotidiano-, México está lleno de lugares y situaciones fantásticas que ocurren en las colonias, en los pueblos, las escuelas, en los trabajos incluso, por lo que esta vez quise cambiar un poco mi estilo”.

El relato habla de un niño que llega de una manera fantástica a la ranchería de los indios Neopacoa, comunidad nómada del norte de México, pero es una metáfora pues la realidad es que es un niño que fue secuestrado por los indios para convertirlo en guerrero.

Para Quitzé Fernández el público infantil ha sido inspiración y motivo, por ello hace cinco años junto a un grupo de apasionados generadores de contenidos, inició “Amonite” un colectivo que ha ido evolucionando pero desde el inicio el ADN ha sido contar historias en distintos formatos, lo que ha cambiado –comparte Quitzé- es que ahora se hacen las cosas con mayor pasión y ya se tiene un público cautivo y pensante que se emociona con lo que hacemos”, reflexiona y señala que antes lanzaban historias como quien avienta una botella al mar sin saber si alguien del otro lado la iba a recibir y tomar el mensaje, ahora se dan cuenta que esa botella sí llega.

Un poco extrañado cuenta que en los últimos meses se han acercado a él instituciones como la UNAM, Canal Once o el Instituto Politécnico Nacional, y confiesa orgulloso “Trabajé diez años en la redacción de un periódico y nunca me buscó tanta gente como lo han hecho con Amonite”.

La popularidad de Amonite sin duda creció tras “Cuentos desde mi ventana”, una serie de 12 entregas, y para celebrar sus primeros cinco años se lanzarán dos libros a la venta además de “Radio Amonite” que es una continuidad de los podcast que ya se producen, además de nutrir el proyecto con historias de ciencia, tecnología, medio ambiente e inclusión social difundidos ampliando la cobertura más allá del streaming y llegando a radios públicas y comunitarias de México, por el momento ya se cerraron convenios con tres emisoras de radio de Oaxaca, una de Hidalgo, otra de Guadalajara y la Universidad Autónoma de Coahuila, la intención es extender el mensaje a quienes no tienen un acceso a la computadora y que lo reciban en radio abierta.

Finalmente, Quitzé Fernández compartió que “Los niños del mezquite” estará entre los productos culturales que representarán a Coahuila en el 49 Festival Internacional Cervantino a registrarse del 13 al 31 de octubre de 2021.