Carbonífera
Lunes 26 de Julio del 2021 18:25 hrs

Ocultan accidente en mina de carbón con un lesionado


Ocurrió desde hace una semana, al herido lo enviaron a clínica privada y ahora convalece en su domicilio sin movilidad en sus piernas

Múzquiz, Coahuila.- Un nuevo accidente minero, en el que hubo una persona lesionada, fue ocultado a las autoridades, y el trabajador que resultó afectado fue atendido en una clínica particular para que no tomara parte el Seguro Social.

Juan Muñiz Calvillo, de 52 años de edad, y quien aun permanece postrado en su domicilio pues no tiene movilidad en las piernas, relató que el viernes anterior, 11 de junio, dentro de una mina en Obayos, municipio de Escobedo, una roca se desprendió y le golpeó entre cabeza y cuello.

Fueron sus propios compañeros quienes lo auxiliaron y recibieron la instrucción de llevarlo al Centro Médico Z. Cruz, en donde el médico encontró que tiene un esguince en el cuello, “pero no puedo mover mis piernas ni tengo sensibilidad”, señala Muñiz Calvillo.

Con más de treinta años como carbonero, Juan Muñiz desconoce el nombre de la mina en que tuvo el accidente, no sabe tampoco quien es el dueño, y solo identifica a Margarito Puente, de Barroterán, como el contratista, y a “Memo” Flores de Sabinas como el encargado.

Flores ha sido quien ha corrido con los gastos de la atención médica, señala Juan Muñiz, y le ha asegurado que está afiliado al Seguro Social, pero al minero no le consta.

“No es lo mismo trabajar que estar en cama”, señala Juan, quien es padre de tres hijos, y aunque se separó hace cuatro años ahora vive en Barroterán con una nueva pareja. Cuando se le pregunta de qué han vivido en esta semana señala, “de aquí y de allá, gracias a Dios la gente nos ha ayudado con las tortillas”.

Explica también que en el momento del accidente trabajaban colocando la madera cuando se desprendió una roca del techo y lo dejó tirado en el piso, y desde entonces perdió movilidad en las piernas, y no se le ha dicho si requerirá rehabilitación, pues tenía cita el miércoles y no lo pudo atender el médico, y el jueves la persona que debería llevarlo no pudo hacerlo.

Sin un sueldo fijo, Juan Muñiz Calvillo dice que en cualquier mina hay inseguridad, “lo malo es que después del accidente siempre es cuando quieren hacer algo.Siempre estamos desprotegidos, porque en estos casos no hay patrón que se aparezca a ver como está uno”, concluye.