Sábado, 08 Septiembre 2018 12:53 hrs
» Centro y Norte

Perfilan a poza La Becerra como una de las figuras del turismo sustentable

Considera ecologista que las áreas naturales deben disfrutarse pero se debe educar a la población a respetarlas, cuidarlas y propiciar su investigación

Perfilan a poza La Becerra como una de las figuras del turismo sustentable
08/Septiembre 12:53 hrs
»Centro y Norte
Para el ecologista Alfonso Martínez es incongruente contar con sitios naturales, como las pozas, y no permitir que la gente los conozca, al contrario, entre mayor información se les proporcione es en la medida en que los cuidarán.
AUTOR Criselda Farías
Tipo jpeg
Tamaño 38.97 KB
Pixeles 320 x 240 px

DESCARGAR
Por: Criselda Farías, corresponsal

Monclova, Coah.- Las áreas naturales como la poza La Becerra deben disfrutarse por la gente con la condición de tener respeto por el medio ambiente, cuidarlo y propiciar la investigación, opinó el ecologista Alfonso Martínez Guerra.

Consideró que es incongruente contar con sitios naturales hermosos e importantes y no permitir que la gente los conozca, al contrario, entre mayor información se les proporcione es en la medida en que lo cuidarán.

El agua y las especies existentes en la poza La Becerra, en Cuatro Ciénegas, es una evidencia del origen de la vida con los estromatolitos que son el inicio de vida así como sus condiciones en minerales, por ello, la importancia de los investigadores y expertos de no perderlo y poner un freno a la explotación de su caudal, reconoció.

Sin embargo, también está el derecho de vida del hombre, en este caso, de los ejidatarios, de allegarse el agua para mantener sus sembradíos para sobrevivir, por lo que también tienen que tener una dotación de agua, afirmó.

Comentó que hoy se dice que las pozas de la zona vedada del valle de Cuatro Ciénegas tienen similitud con Marte en el hidrógeno y microorganismos  y se puede llegar a saber muchas cosas sobre ese planeta y la misma transformación de la tierra.

Afirmó que la poza La Becerra puede ser una de las figuras del turismo sustentable, pero creando la conciencia en la gente para que no le falte al respeto a la naturaleza y prohibir entrar al agua con sustancias tóxicas que lo afectarían como los bloqueadores solares.

Investigadores insisten en revisar la dotación de agua a los campesinos y la extracción ilegal para evitar que pozas como Churince dejen de perder líquido y se mantengan como centros de trabajo para los expertos.

El Museo del Desierto, propietario de la poza La Becerra, contempla un plan ecológico de sanación para abrirlo al público.


Destacamos






OPINIÓN