Carbonífera
Martes 22 de Junio del 2021 14:17 hrs

Enoja a familiares y rescatistas tweet de la secretaria Alcalde

Ingreso de rescatistas de relevo al cañón de la cueva del siniestro.

Prosigue la difícil tarea de retirar el azolve en el fondo de la cueva

Rancherías, Municipio de Múzquiz.- Desagrado y repudio generó en familiares y rescatistas un mensaje de twitter distribuido ayer por la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, afirmando que “continuamos trabajando” en el rescate de los mineros atrapados en la cueva de Micarám, propiedad de Eduardo Rubén Morales Martínez.

A la letra, el mensaje desde la cuenta personal de Alcalde señala: “Tras cuatro días de arduas labores de los mineros rescatistas… continuamos trabajando con medidas de seguridad, en el rescate de 3 mineros que aún permanecen en la mina Micarám, en Múzquiz, Coahuila”.

Los familiares acusaron a la funcionaria de “falsa”, recordaron que estuvo brevemente en el sitio, no asumió ninguna responsabilidad ante un siniestro cuya previsión es obligación directa de la dependencia a su cargo, y se retiró sin siquiera dialogar con las familias de las siete víctimas de su negligencia, ni con los voluntarios rescatistas.

“No se vale que se vista de heroína cuando apenas hizo una visita casi clandestina, como de artista, para después asegurar a la prensa que se está brindando ayuda a las familias y a los rescatistas, mientras en verdad, como denunció Televisa en sus noticieros, ni siquiera pagaron una carroza y tuvieron que llevar a uno de los fallecidos en carreta al panteón”, protestaron.

Recordaron que desde el primer momento han sido los rescatistas de Minera del Norte que acudieron como voluntarios quienes se llevan la carga del siniestro, trabajan tres turnos en las pesadas y riesgosas labores, y son apoyados por su empresa, que aporta técnicos y equipos, además de pagar sus salarios y los costos de la operación que se prolonga desde el viernes pasado.

“Hay que reconocerlos y aplaudirlos, porque los rescatistas del GAN son mineros preparados, que saben controlar los peligros, cuentan con equipo especial y tienen experiencia para trabajar en una tragedia como ésta, porque el carbón no es enchílame otra”, afirmó uno de los familiares.

De acuerdo con el informe de uno de los trabajadores que se han sumado para apoyar a los rescatistas, las labores continúan en la parte más baja de la mina, donde se bombea el agua restante mientras “a brazo” se retiran piedras y lodo para avanzar en el despeje y localizar los cuerpos de las tres víctimas restantes.

Indicó que desde el lunes estuvieron centrados principalmente en tres puntos que los binomios caninos del Ejército ingresados el día anterior marcaron como posibles localizaciones, pero sin ningún resultado hasta el momento.