Opinión
Martes 17 de Mayo del 2022 09:28 hrs

Horizonte Ciudadano

Rita Segato


En México podemos dar cuenta de la crisis humanitaria en la que el país se encuentra inmerso, un ejemplo espeluznante es el las personas desaparecidas, entre ellos las mujeres

Rita es una antropóloga social que nació en Buenos Aires, Argentina en 1951, sus principales actividades de investigación han estado centradas en cuestiones de género de los pueblos originarios, la violencia de género y las relaciones entre género, racismo y colonialismo, tras graduarse como antropóloga se especializó en etnomusicología y entonces se dedicó al estudio de la música latinoamericana, realizó su doctorado en antropología social en la Universidad Queen’s de Belfast donde estudió Antropología de la Música, posteriormente se dedicó a la docencia en las materias de bioética y derechos humanos en la Universidad de Basilea.

Segato se interesó en los estudios de la violencia en contra de las mujeres y permanece como investigadora de las violencias machistas de los que surgieron libros como: Las estructuras elementales de la violencia (2003), La nación y sus otros (2007) y Las nuevas formas de la guerra y el cuerpo de las mujeres (2014). Expone en sus estudios que las relaciones de género son un campo de poder y que los mal llamados crímenes sexuales, son realmente crímenes de poder.

Estando en México, realizó una investigación sobre los crímenes de Ciudad Juárez, feminicidios sobre los que propone pensar la violencia contra las mujeres como un sistema de comunicación que muestra la fuerza y la impunidad de aquellos que desde el Estado y lo paraestatal reinan en la frontera y afirma que, cuando se instala un sistema de comunicación con un alfabeto violento, es muy difícil desinstalarlo o eliminarlo, de su investigación surgió su texto, La estructura de las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez.

Rita propone ejercitar el, “Derecho a la desobediencia”, en su texto, Contra pedagogías de la crueldad”, para hablar sobre la libertad y atrevernos a cuestionar el orden establecido que convierte a las personas y su trabajo en mercancías por el carácter precario del empleo, apropiándose del territorio y los recursos de las comunidades bajo la lógica de un paradigma de explotación que supone variadas formas de precariedad de la vida.

En México podemos dar cuenta de la crisis humanitaria en la que el país se encuentra inmerso, un ejemplo espeluznante es el las personas desaparecidas, entre ellos las mujeres que en su mayoría tienen entre 14 y 16 años, lo que induce a pensar en el tema del comercio sexual y la trata de personas, hechos a los que Rita incluye en lo que significa la Pedagogía de la Crueldad, el ataque y la dominación sexual de las mujeres son actos de rapiña, que constituyen el lenguaje más preciso de la cosificación de la vida, afirma la investigara feminista. En este país existe también una grave crisis forense, ya que se han encontrado más de 54 mil cuerpos y segmentos de cuerpos sin identificar, las fosas clandestinas, más de 2000 hasta ahora, son muestras del horror.

Respecto a los feminicidios, lo hemos expuesto en incontables ocasiones, cada día al menos 10 mujeres son víctimas de feminicidio y es el país número uno de embarazos infantiles sobre todo en numerosos comunidades rurales en las que persisten formas de matrimonio forzado para las niñas y adolescentes y además es el país de mayor difusión de pornografía infantil, la lista de violaciones a derechos humanos y formas de violencia no se agota en estos hechos, la muerte de 49 niños en el incendio de la guardería ABC en Sonora y la masacre de San Fernando, Tamaulipas, la desaparición forzada de los estudiantes de Ayotzinapa, son hechos que siguen en la impunidad.

¿Qué hacer para construir contra pedagogías de la crueldad ante violencias sistémicas, estructurales y culturales? La antropóloga Segato propone que nada de lo humano nos sea ajeno, ese es el reto para una sociedad que apele a la reciprocidad que produce la comunidad y que ponga límites a la cosificación de la vida humana. Rita Segato estuvo en México en diciembre del 2021.