Centro
Jueves 16 de Septiembre del 2021 13:52 hrs

Llama discapacitado a reflexionar sobre implicaciones del aborto


Considera es más factible que la madre podría interrumpir el embarazo si el producto presente alguna malformación

Monclova, Coah.- Con la despenalización del aborto hay un riesgo de “extinción” de personas con discapacidad porque será más fácil para las mujeres interrumpir embarazos cuando el producto presente alguna malformación, reflexionó Eleazar Castellanos, empleado y empresario.

En su condición de persona con discapacidad, debido a un accidente, invitó a reflexionar como sociedad, pues hoy tiene una profesión, trabajo, negocio y una familia con hijos estudiantes y profesionistas.

Aclaró que no es fácil, como tampoco lo es para los miles que a diario tienen que ir a la calle a buscar su sustento.

“Donde la mujer, propia de su cuerpo va a tener la decisión de continuar o no con el crecimiento de una vida que se concibió por un ser supremo en su vientre y participó también otro individuo para que se dé la vida, entonces, con la tecnología que contamos ahorita en el mundo cada vez existen más posibilidades de observar a ese ser que está creciendo y ver si tiene alguna situación en lo físico, es decir, si le falta un miembro, si puede tener (síndrome de) down, si puede ver o escuchar, entonces, imagínense, con esta ley aprobada en el país, la decisión de la madre puede ser, ojalá y no, que no continúe la vida, porque no va a ver, no va a hablar o no va a poder desplazarse igual que una persona convencional”, señaló.

Con esa facilidad que la Corte dio a las mujeres con respecto al aborto, es probable que la mamá decida suspender la vida porque trae alguna discapacidad y no quiere para su hijo que viva en estas condiciones, señaló.

“Estamos en peligro de extinguirnos las personas con discapacidad, hay especies de flora y fauna que están en peligro de extinción y hay preocupación en el mundo, ahora habrá una más debido a esta decisión”, consideró.

En el censo de 2021, el 16.5 por ciento de la población, casi 21 millones en el país, son discapacitados y tienen que vivir con las carencias de un transporte adecuado, banquetas, oficinas, empresas, templos, museos, que no están acondicionadas para que puedan acudir a todas partes.

Destacó que esta decisión de la Corte de despenalizar el aborto en cualquier circunstancia, no para ahí, pues, ¿qué seguiría?, cuestionó.

Aludió a un refrán: “Dejar a Dios, lo que es de Dios y al César lo que es del César”, al exhortar a reflexionar, sobre todo, a las mamás, para que las decisiones sobre interrumpir o no una vida sean desde el corazón y permitan al Creador que haga su obra.