Opinión
Sábado 04 de Diciembre del 2021 07:05 hrs

T-MEC y su “Letra Chica”


Empiezan a filtrarse acuerdos firmados en el Adendum al Acuerdo firmado hace un año y Gustavo de Hoyos tenía razón, a los del cuarto de junto (los empresarios), no fueron enterados de los últimos detalles; AMLO perdió la oportunidad ya que en lugar de descalificarlo, pudo haber recordado que hay momentos dentro del ejercicio de gobierno que sólo le toca a éste, tomar las decisiones ya agotadas las consultas y deliberaciónes y, su deber es responder al interes general.

En el tema laboral, basta que se tomen los datos del IMSS para conocer el cumplimiento en el tema salarial; de entrada México está fuera de la posibilidad de participar en la producción de componentes que el Tratado reserva a empresas que paguen mínimo 16 dlls/ hora. Los Sindicatos tienen una área nueva en donde deben registrarse una vez cumplidos los criterios de elección de la reforma en la materia.

Ahora la diferencia del incumplimiento no es una multa, sino la posibilidad de quedar fuera del mercado.

Ya es hora de voltear a ver los niveles salariales del país y dejar de recargar en los bajos ingresos de los trabajadores parte de los atractivos en el fomento a la inversión.

Recordemos que desde el TELECAM en 1994, los gobiernos de EUA y Canada demandaron al de México, que fueran mejorados los ingresos salariales en el país y los empresarios solicitaron y obtuvieron tiempo para hacerlo; han pasado 26 años, la pregunta sería, ¿fueron suficientes? Creo que no cabe pretender argumentar en contra.

El gobierno debe ver por el bienestar general y en ésta materia, debemos cuidar que no se den prácticas de aumentos salariales como con López Portillo pero lo que urge es derivar a los empleados, parte del plus obtenido; esto, bajo un criterio técnico que garantice el justo rendimiento y reconozca el riesgo del inversionista; así como la retribución al trabajador para que alcance una mejor calidad de vida.

En su discurso los empresarios ponderan el factor humano, sin embargo, no todos lo reflejan en la nómina.