Sureste
Jueves 16 de Septiembre del 2021 13:55 hrs

Podrían ser zonas de conservación, arroyos son en realidad basureros


En tareas de desazolve previas a las lluvias se recolectaron más de cien toneladas de basura

Saltillo, Coah.- Al lamentar que los arroyos siguen siendo usados como “cloacas” por muchos ciudadanos, la directora de Ecología y Medio Ambiente municipal Graciela Arocha informó que en lo que va del año se han desazolvado estos afluentes de donde han sacado más de 100 toneladas de basura.

La funcionaria municipal destacó que se han retirado desde sillones y salas completas, colchones, llantas y bolsas de basura en general que la gente arroja a estos lechos para que las corrientes provocadas con las lluvias se los lleven “aguas abajo”.

Sin embargo señaló que esto genera taponeamientos en las avenidas, y canales pluviales por donde atraviesan los diferentes arroyos que a su vez generan inundaciones en las zonas habitacionales que están en las partes más bajas.

“Las personas sí usan los arroyos como unas cloacas siendo que es un área que podemos conservar”, denunció.

Señaló que por Saltillo atraviesan más de 47 kilómetros de lechos de arroyos que desembocan en el norte de la capital hasta Ramos Arizpe.

Aunado a este problema de contaminación la directora dijo que hasta el momento y pese a ser responsabilidad federal los arroyos, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no aporta recursos para estas acciones.

Dijo que los trabajos de desazolve y limpieza de los arroyos le cuesta al municipio varios millones de pesos.

Por eso indicó que para este programa de limpieza de estos afluentes, se coordinan con el Instituto Municipal de Planeación, (Implan) para evitar todos los taponeamientos que en esta temporada de lluvias se dan.

Detalló que el problema se genera en las partes altas de las colonias del suroriente, donde son arrojadas grandes cantidades de basura que bajan con las corrientes de las precipitaciones y se atoran en cada canal pluvial originando desbordamientos.

“Es muy lamentable y deberíamos reconsiderar que los arroyos son los mejores ecosistemas que podemos tener a lo largo y ancho de la ciudad ya que ahí se desarrolla una biodiversidad alternativa de flora y de fauna”, apuntó.