Martes, 11 Diciembre 2018 08:30 hrs
» Opinión

Tiempo de Negocios

El reto de Dos Bocas

del mismo autor

Los expertos de Estados Unidos, Alemania, Italia y Japón en la construcción de refinerías califican como “ambicioso” el programa de Andrés Manuel López Obrador de levantar una refinería en tres años.

Es posible: se hizo en la India, pero aquí no hay ni plan maestro, ni preparación de terreno, ni redes de distribución de entrada y salida de petrolíferos y no se cuenta con los 7 mil millones de dólares.

Para hacer posible este “sueño” se tendrían que cumplir varios requisitos. Pemex, de Octavio Romero, debe seleccionar a los tecnólogos petroquímicos que habrán de desarrollar la refinería de Dos Bocas.

Acto seguido, el gerente del proyecto debe elaborar 4 ó 5 paquetes de obra que trabajen al mismo tiempo, suponiendo que se tienen los estudios de impacto ambiental, suelo y una delimitación precisa para saber qué área es aprovechable y cuál es el tiempo y costo de la cimentación. 

En tercer lugar, no se tienen estudios de los terrenos que se van a impactar para elaborar e implementar la logística de los ductos que lleven petrolíferos, además de ver cuál es la mejor tecnología.

Lo normal y racional es que Pemex tarde en este megaproyecto, al menos, unos 54 meses para tener los primeros productos, y hasta 60 meses para que esté operando al cien por ciento.

Este complejo petrolero va a demandar entre 4 y 6 meses para elaborar el Plan Maestro y entre 12 y 14 meses de obra civil; la procura no se organiza antes del primer año.

 Y comprar lo equipos de refinación tarda más de un par de años en algunos casos, y entre que se instalan y prueban pasa otro periodo importante. Y ya hubo un primer gran incoveniente.

El 21 de noviembre el Centro Mexicano de Derecho Ambiental presentó una denuncia ante la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente por al desmonte de la vegetación donde se ubicará la refinería.

La denuncia fue porque se realizó sin contar con la autorización de cambio de uso de suelo forestal, ni con la de impacto ambiental, que son esenciales para poder llevar a cabo una obra como esta.

México no cuenta con una nueva refinerías desde hace 39 años. La última fue la de Cadereyta, en Nuevo León, en 1979. En 1977 se construyeron las de Tula, en Hidalgo, y la de Salina Cruz, en Oaxaca.

Sus otras tres refinerías son la Francisco I. Madero, en Ciudad Madero, Tamaulipas; la de Minatitlán, en Veracruz, y la de Salamanca, en el estado de Guanajuato.

Actualmente las seis refinan alrededor de 770 mil barriles diarios de petróleo y según la nueva secretaria de Energía, Rocío Nahle, tienen capacidad para refinar hasta 1.6 millones de barriles por día.

La nueva instalación que se pretende en Dos Bocas, Tabasco, podría refinar entre 300 mil y 600 mil barriles de petróleo diarios. Pero datos de la Secretaría de Energía son poco alentadores.

En su Diagnóstico de la Industria de los Petrolíferos en México 2016, señala que la demanda nacional de gasolinas crecerá de 771 millones de barriles diarios, en 2016, a mil 147 millones, en el 2029.

VA A AFORE XXI 

            Ayer se oficializó lo que aquí le informamos el 8 de noviembre. Hablamos del nombramiento de Felipe Duarte como nuevo director de la afore Siglo XXI Banorte. Este lunes hubo consejo de administración en el que se aprobó la propuesta para que el todavía hasta ayer director adjunto del banco dirigido por Marcos Ramírez y presidido por Carlos Hank González asumiera el timón de la administradora de fondos para el retiro más grande del país. Duarte fue subsecretario de Transporte en la SCT, subsecretario de Competividad y Normatividad de la Secretaria de Economía y también Secretario Técnico de Gabinete Económico en la Presidencia de la Republica, Consejero de Nacional Financiera, de Pemex y la CFE. En el sector privado se ha desempeñado en McKinsey y en el Fibra Inframex.

GINGROUP APOYA

GINgroup, que preside Raúl Beyruti Sánchez, fue una de las más de 200 empresas que se adhirieron a la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador, Jóvenes Construyendo el Futuro, y quien ha sido un fuerte impulsor y detonador de este programa. Beyruti destacó que la participación de las empresas asegura el compromiso de los empleadores de participar codo con codo con la entrante administración por hacer realidad un México con mayor equidad, más próspero y que ocupe el sitio que merecemos en el entorno global. GINgroup cuenta con iniciativas para impulsar a los jóvenes como la Universidad GIN, diseñada para potenciar y proyectarlos, así como la plataforma Jobfit, un buscador de empleo digital que permite hacer más fácil la búsqueda de empleo y programas para recién egresados.





OPINIÓN