Miercoles, 06 Febrero 2019 07:26 hrs
» Opinión

Horizonte ciudadano

Las otras deudas

del mismo autor

El pasado fin de semana miles de mujeres marcharon por las calles de la CDMX para exhortar y apremiar a las autoridades a fin de que haya seguridad para todas las mujeres; asociaciones civiles, familias y víctimas de violencia se pronunciaron en contra de la violencia feminicida, el acoso, el abuso en las calles y los secuestros de mujeres.

La consigna que entonaban en coro fue: “No somos todas, nos faltan ellas”. Esta fue una protesta más de las muchas que se han realizado para exigir justicia, porque los derechos humanos de las mujeres son violados constantemente esa es una deuda pendiente heredada principalmente de las administraciones federales pasadas de este país en el que ser mujer joven o no, es un riesgo cada vez mayor.  

Ante la impunidad, la acumulación de los delitos de violencia, acoso, hostigamiento, discriminación y la insuficiencia de esfuerzos para acabar con esas lacras y garantizar el derecho que tenemos a una vida libre de violencia, crece la demanda de una atención inmediata y coordinada de las instituciones del Estado, merecemos la paz y el bienestar.

El Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, ante algunos senadores precisó que las leyes no prevén las violencias contra los derechos reproductivos, obstétricos, mediáticos, simbólicos y cibernéticos, así como tampoco se refieren de manera explícita a los derechos de las mujeres a no padecer tortura, contraer matrimonio de manera libre e informada y muchas otras.

Esta semana Alejandro Encinas, subsecretario de derechos humanos de la Secretaría de Gobernación presentó datos terribles, asintió que México es una gran fosa clandestina, al contar con más de mil100 de ellas sin explorar, alrededor de 26 mil cuerpos sin identificar y 40 mil desaparecidos, dato que fue refutado por algunas organizaciones civiles afirmando que son muchos más, quizás el doble de lo informado por Encinas, seguramente los datos se irán corroborando, el escepticismo es explicable, lo importante es que el tema ya se puso sobre la mesa y como afirmó la organización FUNDEC habrá que esperar que no se reincida en la falta de resultados como ocurrió en Coahuila,  hay que confiar, por algo se empieza.

Encinas aseveró que será prioridad la búsqueda en vida y refirió que entre 8 y 10 por ciento de las personas desaparecidas en México son migrantes provenientes principalmente de los países de Centroamérica, personas que huyen de la extrema violencia en esos países.

El gobierno establecerá en la ley la plena responsabilidad de los delitos de desaparición forzada de los superiores jerárquicos y decretará los beneficios a los que puedan acceder las personas detenidas que ayuden a la localización de las los desaparecidos.

Estos son saldos dolorosos, terribles de los gobiernos neoliberales, merecemos una Patria dónde niñas y mujeres, todos podamos ser libres, autónomas y felices, un país donde nuestros derechos humanos sean plenamente vividos y respetados.

 Pasó el día del aniversario 102 de nuestra Constitución de 1917, Ley de Leyes, el Presidente de la República explicó que ella significó la lucha  del pueblo por la justicia y la democracia y vinculó esa contienda como pionera en el mundo en el reconocimiento de los derechos humanos y sociales, el derecho a la educación, los laborales y el derecho a la tierra y a la salud, fue la 3ª Transformación en México, hecha por hombres que no habían leído una ley, mas fue el genio del pueblo el que condujo su pluma de ahí su permanencia.   

Ahora estamos en la Cuarta Transformación, nos toca enfrentar los rezagos que agobian a la Patria y la Constitución es la norma jurídica que debe cumplirse, el programa social que debe realizarse, guía de conducta personal y faro que orienta las políticas públicas, ella representa el bien de nuestra Patria.    





OPINIÓN