Viernes, 08 Marzo 2019 07:01 hrs
» Opinión

Horizonte ciudadano

Los desafíos por cumplir (2)

del mismo autor

La prensa internacional clasifica a México como un país letal para las mujeres, de ahí que ante esos ataques que no se detienen, el gobierno federal ha respondido con rapidez presentando un plan para detener la violencia feminicida, el plan estará enfocado principalmente en actividades de prevención contra la violencia machista, atención a las víctimas y acceso a la justicia.

El Inmujeres instalará una mesa que atenderá los casos de expedientes judiciales que no hayan recibido atención con el objetivo de ocuparse con eficiencia  y ofrecer  respuestas efectivas, mejorar la detección de casos en las escuelas y los hospitales y sancionar a los funcionarios públicos que actúen de manera negligente ante las denuncias.

El proyecto incluirá talleres para trabajar las “nuevas masculinidades” desde la niñez a través de las escuelas. Con este plan, la violencia de género se ubica como “un problema de Estado”.

El Plan propone recuperar espacios públicos libres de violencia con enfoque de ciudades seguras; dar seguimiento y vigilancia a lugares de hospedaje y del sistema de transporte público, espacios en los que se han registrado casos de feminicidio y agresiones contra mujeres a lo largo del país.

En algunos países los hombres expresan que el movimiento de las mujeres contra la violencia machista es desmesurado, erróneo y excesivo, no ven que el patriarcado ha sido excesivo en su violencia hacia las mujeres.

El año pasado las españolas emprendieron una huelga laboral general de 24 horas, solo de mujeres, con el propósito de reivindicar  la igualdad efectiva entre mujeres y hombres y el impulso a una vida y un mundo diferentes.

En un Manifiesto publicado este mes ellas reivindican que luchan por  la justicia social, el trabajo digno, la vivienda, la salud, la educación, la soberanía alimentaria y la laicidad y que defienden sus tierras, los recursos de sus pueblos, incluso arriesgando su vida, amenazadas por las empresas transnacionales, los tratados de libre comercio y que están en contra de las viejas y nuevas formas de explotación.    

Hoy, el grito de las mujeres resuena en el orbe, frente a una derecha  extrema y violenta que sitúa a mujeres y migrantes como objetivos prioritarios de su ofensiva; a la huelga de hoy promovida por las españolas se han sumado hasta las religiosas católicas exigiendo que haya cambios culturales, en las ideas, actitudes, relaciones y en la conciencia colectiva.

Los colectivos de mujeres europeas enfatizan que hay al menos 8 retos pendientes en esta lucha: “la Brecha Salarial” que permanece y según el Foro Económico Mundial será hasta dentro de 170 años cuando se igualen los salarios entre los hombres y las mujeres, ¡así que ánimo! Además, la “Segregación Horizontal”, o sea las ocupaciones menos valoradas son para ellas. “El Techo de Cristal”, se trata de barreras invisibles que deben romper las mujeres para alcanzar altos puestos directivos; “los Riesgos Laborales Invisibles”, se consideran de mayor peligro los puestos de trabajo más vinculados a las capacidades masculinas, además están por vencerse, los estereotipos de género,  la erradicación del acoso sexual laboral y la conciliación familiar y laboral.   

Otro de los reclamos generalizados es que se modifique la educación afectivo-sexual a fin de que excluya el amor-tóxico románico: te pego porque te quiero, te exijo no mirar ni hablar a otros porque eres mía...

Posdata

Las calificadoras quieren gobernar al país y poner a AMLO de florero.

La nueva empresa de gas natural llegó a Saltillo con sed de codicia para arrancar a los usuarios grandes cantidades de dinero, los abusos han sido monumentales, pero en el contexto local, con unas autoridades excesivamente complacientes con las empresas, difícilmente los usuarios serán atendidos con justicia, aunque las medidas del gas hayan sido tomadas “al tanteo” (Vanguardia 06-03-19) y la empresa cometa ilegalidades y atropellos.  





OPINIÓN