Opinión
Viernes 16 de Abril del 2021 18:43 hrs

Pantalla

Series Para Pasar el Rato


Entre la creciente oferta de series en las diferentes plataformas, hay tres opciones recomendables, producciones mexicanas, españolas y francesas

Monarca, Los Favoritos de Midas y Lupin son tres de las series que más han tenido éxito recientemente y que comparten personajes ligados al poder y el dinero como parte de su narrativa. De calidad desigual y con escenarios en tres países diferentes, las series se centran en personajes con comportamientos que viajan de ida y vuelta entre el bien y el mal para favorecer la trama y la intriga.

De México llegó Monarca con una segunda temporada de 8 capítulos y de inmediato se colocó en los primeros sitios de popularidad. Esta temporada estaba ansiosamente esperada por los espectadores que vieron la primera temporada en 2019. Ahora la historia queda de nuevo frente a un final de suspenso que da paso a una tercera temporada, tal vez para 2022.

Cuenta la historia de la poderosa y acaudalada familia Caranza, dueña de una fortuna con origen en la producción del tequila de marca Monarca. Cuando el padre muere de manera violenta, la presidencia queda en manos de Ana María, la única mujer, ante la oposición de sus hermanos Joaquín y Andrés. La decisión del padre es respetada por la madre, pero pronto empiezan las intrigas y la avaricia de cada uno de ellos para intentar quedarse con el control de la empresa, sin importar si hay que hacer alianzas con buenos y malos.

La primera temporada de 10 capítulos oscila entre el pleito entre hermanos más o menos manejados por una madre controladora, y después de varios giros argumentales, solo se llega a un final abierto para una segunda temporada que retoma los mismo personajes de la familia Carranza y agrega algunos nuevos que se sacan de la manga para lograr alargar la historia. Tal es el caso de la prima de los protagonistas, Sofía, y aunque la trama sigue en torno al poder y al dinero, solo se da un cambio de historias y enredos para llegar a un final aún más inconcluso. Habrá que esperar la tercera temporada para ver hacia dónde conduce o finaliza la historia.

Como ya lo he comentado en artículos anteriores, en México cuesta trabajo dejar el melodrama de la telenovela, un género muy arraigado, por lo que Monarca oscila entre una serie televisiva episódica y una telenovela tradicional, aun y cuando se utilice una técnica más cinematográfica en su producción. El reparto es bueno y cumple con su cometido, pues son actores con una larga trayectoria en cine, teatro y televisión; mientras que los más jóvenes se defienden, aunque algunos parecen salidos de La Rosa de Guadalupe; además, la serie abusa de nuevo de los estereotipos discriminatorios de las telenovelas con actores rubios, piel blanca y ojos claros que son los que más abundan, particularmente en los roles protagónicos.

De España llega Los Favoritos de Midas con un tema central similar a Monarca. Víctor Genóves hereda un imperio de los medios cuya insignia es un periódico tradicional de Madrid llamado El Observador Nacional. Genovés recibe una carta firmada por Los Favoritos de Midas donde se le pide que pague 50 millones de euros y en caso de que no lo haga, morirá una persona inocente. Le pide para iniciar 5 millones de euros hasta llegar a la suma total solicitada.

Genovés hace caso omiso y llega la tragedia de una persona inocente muerta, lo que lo hace reconsiderar su postura e involucrar a la policía, una decisión que empeora en vez de mejorar su situación. A la vez, tiene que enfrentar a sus adversarios y tratar de aliarse con los que considera sus amigos, incluida una joven periodista que entra a la trama para dar el toque amoroso a la historia.

La serie está bien llevada y tiene la bondad de ser corta, tan solo seis capítulos que mantienen al espectador en un buen ritmo de suspenso. El final, como siempre, queda abierto para que cada quien arme el suyo propio y además podría dar paso a una segunda temporada, que hasta donde sé, no ha sido anunciada.

Lo que me resultó interesante es que la serie está basada en una historia muy breve de Jack London publicada nada más y nada menos que en 1901, es decir hace 120 años; sin embargo, los escritores creo que lograron una buena adaptación a la época actual en una España convulsionada por acontecimientos económico-políticos.

De Francia llega Lupin, una serie corta -la primera parte con solo cinco capítulos- basada en el personaje Arsenio Lupin creado a principios del siglo XX por el escritor francés Maurice Leblanc, conocido como “el ladrón elegante”. Además de ser contemporáneo del detective inglés Sherlock Holmes, creado por Sir Arthur Conan Doyle, Lupin también ha sido llevado al cine en varias versiones.

En esta ocasión el personaje central vive en la época actual y no es Arsenio Lupin, sino un francés del siglo XXI, negro e hijo de inmigrantes senegaleses llamado Assane Diop, que se inspira en el famoso ladrón elegante como forma de vida.

El capítulo uno de la serie inicia bastante bien con el robo de El collar de la Reina, pieza de joyería que supuestamente perteneció a María Antonieta. Assane lo robará con el mejor de los estilos del ladrón francés Arsenio Lupin. Su intención es reivindicar a su padre que fue falsamente acusado del robo de la misma joya 25 años atrás y que se suicidó en prisión. Assane debe enfrentar el poder y el dinero de Pellegrini, propietario del collar, millonario y filántropo francés para quien trabajaba su padre. Pellegrinni esconde varios cadáveres en su historia y Assane pretende desenmascararlo.

Creo que después de ese entretenido primer capítulo con algunos toques de comedia, la serie se desploma con tramas erráticas y no siempre interesantes, manteniendo el mismo hilo conductor de la historia que es desenmascarar al malvado Pellegrini. De acuerdo a la información revelada, ya están listos otros cinco capítulos para completar la primera temporada de Lupin. Ojala y esa segunda parte retome la esencia del primer capítulo. La serie muestra también una temática de racismo e inmigración, asuntos muy presentes en la Europa actual.

La serie está protagonizada y producida por Omar Sy, un actor que ganó notoriedad en la exitosa película a nivel mundial de Amigos intocables (2011), donde interpreta a un enfermero que cuida a un paraplejico al que hace recuperar el ánimo de vivir en sus últimos días.

Entre tanta oferta de material, estas tres series son entretenidas para pasar el rato: la mexicana Monarca, la española Los Favoritos de Midas y la francesa Lupin.