Sábado, 01 Septiembre 2007 12:01 hrs
» Norte

Señala Alcalde campaña de desprestigio en contra de Acuña

“Ayer un ataque bioterrorista, hoy una bomba y mañana qué?”

Por: Ricardo Romero Mandujano, Corresponsal

Por: Ricardo Romero, Corresponsal

Cd. Acuña, Coah, 01 septiembre (INFONOR).- Molesto por las situaciones en que se ve envuelta la ciudad, el alcalde de Acuña Evaristo Lenin Pérez Rivera, afirmó a través de los medios electrónicos que “pensamos que existe una campaña de desprestigio por parte de algunos sectores de los Estados Unidos interesados en que Acuña no avance”.

Entrevistado vía telefónica para la estación de radio Felicidad, dijo que hace un par de meses se habló de la posibilidad de cerrar de forma definitiva el vaso de la presa, “bajo el pretexto de las medidas de seguridad y las acciones en contra del terrorismo, y estas declaraciones se dan luego del anuncio hecho por el Gobierno del Estado, de una inversión de 6 millones de pesos para el dejamiento de las áreas recreativas”.

Hubo un informe de que la presa estaba en grave peligro por las fisuras y fugas de la misma que podrían afectar la cortina; ayer se vió en la prensa la publicación del temor de un ataque bioterrorista a la misma presa, “cosa que creemos es sólo una campaña de desprestigio y como medida de desaliento a la inversión”.

Este día, en el que una importante cantidad de estadounidenses deciden cruzar hacia México por ser el último fin de semana largo en Estados Unidos antes de las vacaciones de navidad, y por celebrarse el Día del Trabajo en ese país, se habla de una bomba, generando desconfianza en quienes pretendían visitar esta ciudad.

Esto únicamente afecta la economía del comercio local, debido a que estos fines de semana son muy esperados por los comerciantes y promotores turísticos para promover una serie de ofertas y captar un mayor número de divisas.

A pesar de los esfuerzos que se hacen por mostrar una cara negativa de la ciudad, dijo, Acuña es la frontera del norte del país más tranquila, debido a que aquí no se dan asesinatos, secuestros, ni corren grandes cantidades de droga, pero hay quienes se empeñan en hacernos ver como los malos.

Esta tranquilidad se ha logrado gracias al respaldo del gobierno de Humberto Moreira, que ha mostrado interés y preocupación por conservar el bienestar social de esta frontera.


Destacamos






OPINIÓN