Opinión
Sábado 04 de Diciembre del 2021 07:35 hrs

Barriendo De Abajo Hacia Arriba (Bis)


El reporte del World Justice Project presenta una oportunidad invaluable para que los ciudadanos capturemos la agenda del gobierno federal y los gobiernos estatales, promocionemos cambios desde lo local

El reporte del World Justice Project sobre estado de derecho es devastador para López Obrador y la 4T frente a la visita a la reunión del Consejo General de la ONU donde el Presidente anunció su plan para dar a conocer los logros de México frente a la corrupción. Si se buscaba usar el foro para promocionar el modelo de gobierno, con el objetivo de adquirir adeptos y exportarlo el modelo a otros lares, más conviene quedarse calladito y guardarse el discurso; para los líderes que estarán reunidos en el evento, será evidente la locura de nuestro mandatario, las burlas y memes no se harán esperar.

La información presentada en el estudio despoja al gobierno federal de cualquier tipo de logro en los temas que más cacarea el presidente que, en otras palabras, se resumen en corrupción y rendición de cuenta, justicia, gobierno abierto y transparente, y mecanismos de justicia accesible e imparcial.

El presidente no ha desestimado, aun, el reporte que expone que este gobierno es igual, asumiendo que no es peor, que los gobiernos neoliberales que le precedieron. Se puede pensar que, ante argumentos sólidos y siendo un reporte especializado que no le llega a su Pueblo Incondicional, prefiere no darle promoción atacándolo desde su púlpito.

Sin embargo, el reporte presenta una oportunidad invaluable para que los ciudadanos capturemos la agenda del gobierno federal y los gobiernos estatales, promocionemos cambios desde lo local, barriendo de abajo hacia arriba, como en un estado moderno y de libertades debe de ser.

La comparación internacional siempre es odiosa; decir que Dinamarca y Suecia ocupan los primeros lugares, o que Venezuela ocupa el último lugar, sale sobrando. Pensar en que el Insabi puede ser un sistema de salud como en Dinamarca solo por decreto, sin planeación y destruyendo los bueno que un sistema anterior pudiera tener, es tan ilusa como pensar que si el presidente es honesto, el resto de los funcionarios públicos serán honrados (si, hago la distinción porque ser honesto no te hace ser honrado que es lo que evita la corrupción).

Donde el análisis de los resultados se torna invaluable es en lo que podemos aprender de los resultados de las entidades federativas en grupo e individualmente; aun con la gran diversidad que existe en la población, geografía y clima, todos compartimos una historia común, dentro de una cultura y un marco legal similar.

Cuatro son los factores en donde todos los estados son reprobados: Ausencia de Corrupción, Cumplimiento Regulatorio, Justicia Civil y Justicia Penal. En dos de los factores: Gobierno Abierto y Límites al Poder Gubernamental solo uno de los estados saca calificación mínimamente aprobatoria con 0.51 sobre 1.00. La Ciudad de México para el primer factor y Nuevo León para el segundo. Un análisis más detallado, generando rangos, agrupando y haciendo cruce por factor-estado, pondría el foco en algunas de las deficiencias y vicios que perduran en estos factores y la razón por la que todos estamos en la lona.

Hay que mencionar que en cuanto a Derechos Fundamentales, que incluye derechos humanos, la calificación de todos los estados sube un poco; menos de la mitad son reprobados y ninguno por debajo de 0.43.

Orden y Seguridad salta a la vista; el rango de calificaciones es más amplio; varia de los bien calificados; Yucatán (0.84), Campeche (0.67) y Coahuila (0.66), en contraste con los que están en situación desastrosa: Estado de México, Ciudad de México y Guanajuato empatados con 0.22

Llama especialmente la atención el contraste de estados bien ranqueados que colindan con estados en situación complicada como Nayarit (0.60) con Jalisco (0.27) y Sinaloa (0.44), o Coahuila entre Chihuahua (0.36) y Nuevo León (0.38).

De este último ejemplo es de donde quiero saltar a una rápida conclusión. Siendo las condiciones de los estados fronterizos del norte similares, Coahuila se destaca en que la sociedad se ha involucrado de fondo en la promoción de la seguridad (San Pedro, NL, es una isla segura con la misma cualidad), resultando en el ejemplo de que somos los ciudadanos, involucrándonos en los temas públicos, los que hacemos el cambio; no solo en corrupción, en todos los temas las escaleras se barren de abajo para arriba.